• Objetivo:
  • Empoderar mediante información y análisis a un millón de peruanos.
  • Martes 26 de Septiempre 2017
  • Lima - Perú
MENÚ
OPINIONES < regresar

Elmer  Cuba

“Esperaría una nueva política económica, que debe definirse antes que termine julio”

Por: Elmer Cuba

Lima-Perú, 03/07/2017 a las 01:07pm. Por Elmer Cuba

Elmer Cuba, Economista, socio de Macroconsult

Gestión, 3 de julio de 2017

Elmer Cuba considera que el ministro de Economía debería anunciar este mes que va a cambiar la ley mype tributaria, la del nuevo RUS y ajustes en el esquema de Invierte.pe.

Las proyecciones de crecimiento se están ajustando a la baja y ya se habla de 2.5%. ¿Cuál es su última proyección? La última proyección, de fines del 2016, indicaba 2.5% de crecimiento para este año, pero con todos los hechos ocurridos, ahora estamos más pegados al 2.2%, que ya implica una reacción más rápida del impulso fiscal en el segundo semestre del año.

¿En qué se sustenta? Esta tasa de crecimiento esconde todavía el impulso que tienen todavía los sectores primarios. Es el reflejo de un buen desempeño de la minería y la pesca en el primer semestre. En realidad, esta cifra lleva a un error de percepción.

¿Cuál es el error que se puede cometer? El error de percepción es porque la economía urbana (la más ligada a la demanda interna) está parada hace varios meses. Eso se refleja en el empleo formal, que está cayendo y en el crédito formal, que está prácticamente estancado, cuando venía creciendo a 15% anual en los últimos 10 años. El crédito y el empleo formal son los principales indicadores que reflejan el estancamiento del sector urbano.

¿Cuánto crece este sector? Está creciendo entre 0% y 1%, más pegado al cero. Esa es la sensación térmica de los negocios, hay sensación de que están estancados.

¿Por qué se ha llegado a la actual situación? Están los tres choques que sufrió la economía: el ajuste fiscal (del segundo semestre del 2016, principalmente en el último trimestre), El Niño y el impacto del caso Lava Jato

¿Cómo ha enfrentado el Gobierno estos choques? Hay que decir que, en verdad, el Gobierno ha respondido rápido, al menos en el papel. Afrontó el caso Lava Jato, con un paquete de medidas en marzo y también, después de El Niño, con la creación del plan “Reconstrucción con Cambios”, con mucho financiamiento y nuevas normas para permitir un fast track de los procesos de inversión pública.

¿Cree que darán resultados? Estas dos respuestas, el paquete fiscal y la “Reconstrucción con Cambios”, son las únicas esperanzas de salir del atolladero. Ha habido un MEF en dos etapas. Este año más rápido y con mejores reflejos, tanto para el caso Lava Jato como para El Niño, pero el 2016 fue una pérdida de tiempo entre agosto y diciembre con leyes como la mype tributaria, los cambios a la regla fiscal, a lo que se sumó el ajuste fiscal. Eso debilitó mucho la demanda interna.

¿Se puede esperar una reactivación en el corto plazo? Ha aparecido un nuevo factor de riesgo, que es el de la Contraloría. Parece ser que el caso del contralor sería solo la punta del iceberg de una Contraloría bastante menos profesionalizada (de lo que se creía) y más sesgada a denunciar sin discreción a cualquier funcionario. Además, ya no es como cuando tenía facultad del control ex post, sino que también tiene ahora potestad para el control ex ante y para el control concurrente. Tiene poder a todo nivel y hasta discute temas que son propios de la autoridad discrecional

Entonces, ¿este mayor poder puede ser un riesgo que trabe la reconstrucción? No. Digo que podría trabar cualquier proyecto de inversión. En lo que se refiere a la “Reconstrucción con Cambios”, no tengo ese temor porque tiene leyes especiales y por eso sí puede ir más rápido. Pero todo esto ya es para el 2018. Para este año el tema ya está muerto.

¿Ya no hay mucho por hacer para cambiar el curso del 2017? Espero que la Autoridad para la “Reconstrucción con Cambios” se ponga las pilas y veamos, al menos en el segundo semestre del 2018, cierto impacto. Igual con el destrabe de los proyectos, aunque estos van a demorar un poco más. A eso hay que añadir las mejores perspectivas del precio del cobre. Ojalá salgan proyectos como Quellaveco, Mina Justa, entre otros. Serían las mejores noticias para el 2018. Para este año ya está cantado que será malo. De todas maneras, será mejor de acá a diciembre, pero lo que está en duda es cuál será la velocidad de recuperación.

¿Qué tan veloz será? La vemos lenta, porque nadie sale de un ciclo como este tan rápido, menos sin un paquete fiscal expansivo. El nuevo ministro de Economía ha ingresado hace ya unos días, y esperamos que diga lo que va a hacer.

¿En qué temas debería poner mayor énfasis? Debería decirnos cuál sería la nueva política fiscal. Más allá de las políticas peque- ñas. Debería decir si va a haber o no un impulso fiscal para empujar la reactivación. Luego viene la letra chica: si se va a cambiar la regla fiscal, el régimen mype tributario; si se va a cambiar algún elemento de Invierte. pe. Hay que recordar que el defensor de estas medidas (Alfredo Thorne) ya no está, entonces uno esperaría una nueva política econó- mica. Esto debe definirse cuanto antes, antes que termine julio.

¿Qué tasa de crecimiento estiman para el 2018? Esperamos 3.2%, en un escenario intermedio. Puede ser mejor, si salen los proyectos y hay un cambio en la política económica, pero también puede ser peor.

¿Cómo juzga la actual política tributaria? Preocupa el impacto que está teniendo la reforma tributaria de este Gobierno en la recaudación, porque merma los recursos para las políticas que se requieren impulsar.

¿Cuál es su evaluación de las políticas que se quieren impulsar? Se ha sobrevendido el tema de la formalización y se han puesto metas muy irreales (ver vinculada).

Dice que los cambios que se necesitan deberían hacerse cuanto antes, ¿el 28 de julio? Después de 28 de julio, considero que el ministro de Economía debería anunciar cambios en la ley mype tributaria, la del nuevo RUS; también el anuncio de que se va a relanzar la inversión pública. Por ejemplo, hacer extensiva por emergencia a todo el país la normatividad que tiene la “Reconstrucción con Cambios”. Es decir, que para la reactivación todo se haga un fast track. También hay que nombrar a un contralor que sea intachable y eleve el nivel profesional de la Contraloría.

Esto último es crucial… Claro, porque, como se sabe, la velocidad del convoy se establece por la del componente más lento, y en este caso la velocidad más baja va a ser la del contralor, si no se cambia. Es decir, la inversión está al ritmo del más lento y el más lento es el contralor, y eso no puede ser. Estas son las mínimas reformas que se deberían hacer; incluso si se es más ambicioso hay que hacer una nueva ley para la Contraloría.

¿Tiene optimismo por el futuro cercano de la economía? Sí. Haciendo todo lo que se ha sugerido y algunas otras medidas, sin miedo a ampliar un poco el déficit fiscal con una política agresiva, creo que la economía puede crecer más. Y después cerrar el déficit fiscal con ese mayor crecimiento.

El déficit llegará este año al 3% del PBI. ¿Es un poco alto considerando que teníamos 2 de superávit hace pocos años? El déficit fiscal ha pasado de 2% a 3%, pero ese punto no es por mayor gasto (inversión), sino por menos ingresos. Es un déficit maligno, porque es por caída de ingresos. A lo que me refiero es a aumentar el déficit fiscal, pero por un mayor gasto público para reactivar la economía. Perú todavía tiene espacio fiscal, hay techo para la deuda pública.

REFORMA TRIBUTARIA

“La política del Gobierno no formalizará a mypes antiguas”

Elmer Cuba sostiene que el objetivo del Gobierno de duplicar la formalización en cinco años, no ha pasado en ninguna parte del mundo, y menos con un instrumento fiscal (con incentivos tributarios).

A lo más, lo que se puede hacer con la política (de incentivos tributarios y laborales) es que las mypes informales nuevas se hagan formales, pero habría que pasar décadas para formalizar a las mypes viejas, advierte. Explica que ello se debe a que una típica mype informal, que ya tiene entre 10 y 15 años, cuenta con varios trabajadores que ya laboran años y, entonces, estas empresas no pueden formalizarse porque eso implicaría pagar la deuda laboral que tienen con dichos trabajadores.

La deuda tributaria que tienen las mypes informales se las puede perdonar el Estado (Sunat), pero no la deuda con sus trabajadores. Un empleador mype no le puede decir a un trabajador suyo que tiene 15 años laborando en una empresa: mira desde mañana eres “La política del Gobierno no formalizará a mypes antiguas” reforma tributaria formal porque he pasado a ser una mype formal y olvídate de los beneficios que te dejé de dar durante el pasado; eso sería inconstitucional. Es por esa razón que considera que ninguna mype antigua se atreverá a formalizarse. En opinión de Cuba, la formalización implica sincerar la realidad y decir que el proceso será lento.

Asimismo, advertir que se hará con un paquete de medidas que incluyan lo tributario, lo laboral, y otras normas, pero al mismo tiempo se tiene que reactivar la economía. En ese sentido, Cuba comparte la opinión de que para no seguir perdiendo ingresos tributarios, el Ejecutivo debería reconocer que se ha equivocado con las normas tributarias para la formalización. “No lo va a hacer de esa manera, pero tiene que recular y cambiar la ley del régimen mype tributario y también la del nuevo RUS”.

Considera que el impacto del régimen mype tributario se da sobre las empresas medianas y pequeñas y por ello tiene mayor repercusión en los montos de recaudación fiscal. En tanto, el nuevo RUS afecta a las microempresas, ya que al haberse eliminado algunos tramos de dicho régimen, muchas que son formales que estaban en el régimen anterior pasarán a la informalidad. “Han fallado en el dise- ño”, dijo el economista de Macroconsult.

 

Palabras Clave

Ver más artículos
Comentarios