• Objetivo: Lograr que los peruanos optemos por una Sociedad de Libre Mercado​
  • Viernes 15 de Diciembre 2017
  • Lima - Perú
MENÚ
Comunicación < regresar

Lima-Perú, 29/11/2017 a las 09:11am. por Lampadia

El pensamiento individual de nuestros jóvenes

En búsqueda de un liderazgo valeroso y consecuente

Es difícil encontrar líderes que puedan establecer una visión pragmática para su país. Para compensar la falta de ideas, capacidad y arduo esfuerzo, los líderes de hoy hablan en frases vendedoras o ‘virales’, apelan a las emociones y dividen sus países. Cuando los líderes son incapaces de ejercer un verdadero liderazgo, quienes sufren los resultados somos todos los ciudadanos.

Muchos de los retos a los que nos enfrentamos hoy son por la falta de liderazgo y de líderes apropiados. Es una pena que los modelos de la buena política se vayan devaluando en países que han tenido la historia más destacada en la práctica de la democracia, el nivel de convergencia de sus partidos políticos sobre las más importantes políticas públicas y la predictibilidad del futuro de sus ciudadanos.

Tanto EEUU como Gran Bretaña, vienen, lamentablemente, destruyendo sus valiosas tradiciones políticas y bajo pobres liderazgos, están arriesgando el futuro de sus pueblos. Un claro ejemplo de esto es lo que viene sucediendo en Gran Bretaña, donde sus elecciones terminaron siendo un desastre ya que los Conservadores que buscaban conseguir un mayor poder perdieron su mayoría. Y los laboristas, que estaban muy venidos a menos, que respondían a un líder radical de políticas regresivas, han tomado mucho más espacio y, hasta Corbyn, su líder, ha conseguido mayor presencia. La conclusión: Es probable que May pierda el control de su partido, y el que se acerca como contendor, es el actual ministro de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, un excéntrico muy ignorante. Ver en Lampadia: GB perdió su clase dirigente en la política.

La verdad es que en la actualidad, parece que las élites habrían abandonado la cosa pública y los actuales partícipes se han devaluado (especialmente los políticos, pero también los líderes de opinión, los académicos y los medios de información); creando así un creciente divorcio entre las élites (políticas) y los ciudadanos individuales, que se manifiestan desencantados, y que para tomar decisiones importantes, como elegir un presidente o seguir a un partido político, se basán más en sus emociones, en impulsos de la coyuntura, en el carisma del candidato, que en compromisos ideológicos o enestructuras de pensamiento que respondan a determinadas políticas públicas.

Según los asertos más comunes, la generación de Millennials tecnológicos está desilusionada con casi todos los líderes actuales, convirtiéndose en una generación huérfana (Ver en Lampadia: La caída de nuestros líderes es una tragedia). De alguna manera las personas, especialmente los jóvenes, están perdiendo la esperanza y el respeto por los “viejos de la tribu”, por el establishment, que sienten que les ha fallado e interrumpido sus expectativas de un mundo mejor.

Esto también se puede ver reflejado en el Perú. Hace pocas semanas, Ipsos publicó un estudio de que indagaba sobre los deseos de emigrar de los peruanos. Lamentablemente, como se ve en el siguiente gráfico, el deseo de emigrar ha regresado rápida y dramáticamente.

Parecía que en el nuevo siglo, cuando nuestro modelo de economía de mercado y el crecimiento de la inversión privada mejoró los indicadores de pobreza, desigualdad, empleo, ingresos e inclusión; los peruanos optaron por quedarse en el Perú. Sin embargo, con el advenimiento del nacionalismo(desde el 2011), los peruanos empezaron a dejar de proyectar sus vidas en su patria, y paulatinamente, fueron incrementando, otra vez,  su deseo de emigrar.Con el gobierno de PPK, en vez de revertirse esta maligna tendencia, se ha acelerado.

Lo más dramático es el caso de nuestros jóvenes:

  • El deseo de emigrar de los jóvenes es de 76% a nivel nacional (primera vez que se mide fuera de Lima).
  • El deseo de emigrar de los jóvenes en Lima es de 83%. En 2014 era 61%.
  • El deseo de emigrar en Lima se ha vuelto a disparar a los niveles del 2008.

No hay peor indicador que el de tus jóvenes pensando en emigrar. Tenemos que interpretarlo como un país donde su población, y mayormente sus jóvenes, están dispuestos a apagar las luces e irse a algún otro lugar del mundo.

¿Qué debemos rescatar de esto? Que cuando el Perú deja de ofrecerles a sus jóvenes un espacio adecuado para su desarrollo personal, se proyectan al exterior, llamativamente, a economías de mercado. Esto implica que su pensamiento individual está muy alejado de las ideas del populismo, el socialismo y el estatismo. Mientras siguen en el Perú, se siguen expresando políticamente en concordancia con una suerte de pensamiento social, más proclive al populismo, el socialismo y el estatismo. Como se diría en ingles: por default, por falta de líderes que expresen el lenguaje de la modernidad, del esfuerzo individual como fuente de prosperidad familiar. Ninguno de nuestros líderes políticos se atreve a alejarse de la política tradicional de papá gobierno regalón.

Evidentemente, la trampa de la política peruana es seguir interpretando el pensamiento de los peruanos en función del oportunista ‘pensamiento social’, y no en función del más realista ‘pensamiento individual’.No dejen de releer en Lampadia: Recrudece el deseo de emigrar.

Hoy, la política peruana, la de tirios y troyanos, es una feria de populismo, que está desmontando buena parte de la incipiente economía de mercado, que manifiestamente, nos trajo muchísimos beneficios, alcanzando a millones de peruanos. En vez de perfecionar y completar nuestro proceso de desarrollo, estamos regresionando, y además, carecemos de voces que defiendan nuestros avances. ¡Una vergüenza! Lampadia

 

Palabras Clave

Artículos Relacionados

Comentarios