La política económica del nuevo Gobierno | Lampadia
  • Objetivo: Lograr que los peruanos optemos por una Sociedad de Libre Mercado​
  • Lunes 29 de Noviembre 2021
  • Lima - Perú
MENÚ
OPINIONES < regresar

Elmer  Cuba

La política económica del nuevo Gobierno

Por: Elmer Cuba

Lima-Perú, 11/10/2021 a las 12:10pm. Por Elmer Cuba

Por: Elmer Cuba
Gestión, 11 de octubre de 2021

Esta­mos ante un gobierno de izquier­das. Dejando de lado el caso de Ollanta Humala y el Par­tido Nacio­na­lista, es la pri­mera vez que las izquier­das lle­gan al poder en una amplia coa­li­ción alre­de­dor del pro­fe­sor Pedro Cas­ti­llo. Los dife­ren­tes minis­tros y fun­cio­na­rios/ ase­so­res giran indi­vi­dual­mente alre­de­dor del pro­pio Cas­ti­llo, de Perú Libre (Cerrón), el Frente Amplio (Arana), Nuevo Perú (Men­doza) y Jun­tos por el Perú (Simon). Y hasta hace poco, hasta Runa tenía un minis­tro (Gál­vez).

En el sen­tido de capi­tal polí­tico, Perú Libre es una suerte de segundo accio­nista más impor­tante (el pri­mero es Cas­ti­llo mismo). Sin embargo, este par­tido ha que­rido impo­ner sus ideas extre­mis­tas, no ha reco­no­cido su ver­da­dera fuerza y arraigo popu­lar, y se ha mos­trado muy hos­til con sus com­pa­ñe­ros de viaje, por lo que ha per­dido espa­cio en el Gabi­nete y en el poder. Como el poder se ocupa, el resto ha aumen­tado su par­ti­ci­pa­ción.

Hasta ahora, esta coa­li­ción de par­ti­dos y fac­cio­nes ha pro­du­cido la siguiente polí­tica eco­nó­mica:

El anun­cio de una mayor carga tri­bu­ta­ria a la mine­ría, que está aún por defi­nir y que, final­mente, está en manos del Con­greso. La carga tri­bu­ta­ria total que recibe la mine­ría está en nive­les altos inter­na­cio­nal­mente. Hay que tener cui­dado allí, por­que el país com­pite con otros para atraer la inver­sión minera. El actual diseño impo­si­tivo (hecho en el 2011) es de muy buena fac­tura téc­nica y está mos­trando sus bon­da­des en el boom de pre­cios del 2021.

La idea de ren­ta­bi­li­dad social para nue­vos pro­yec­tos mine­ros, una suerte de pun­ta­jes pon­de­ra­dos que se con­fun­den con los impac­tos que ya tie­nen intrín­se­ca­mente los pro­yec­tos mine­ros. Son cri­te­rios poten­cial­mente peli­gro­sos por su arbi­tra­rie­dad y una posi­ble fuente de corrup­ción.

En la prác­tica, una nueva polí­tica de sub­si­dios al GLP y una masi­fi­ca­ción del gas natu­ral aún por defi­nir por una comi­sión. Todo esto luego de una ame­naza de nacio­na­li­za­ción del gas natu­ral, incon­sulta con el Gabi­nete, que habría pre­ci­pi­tado la salida del pri­mer minis­tro Bellido. Este último ha sido un fac­tor de ines­ta­bi­li­dad por su estilo sin­gu­lar de gene­rar zozo­bra entre los agen­tes eco­nó­mi­cos y afec­tar fuer­te­mente las expec­ta­ti­vas empre­sa­ria­les.

Un con­junto de polí­ti­cas agra­rias para peque­ños pro­duc­to­res y coo­pe­ra­ti­vas, lla­mada equí­voca y soca­rro­na­mente “segunda reforma agra­ria”. Se trata de peque­ñas obras de infraes­truc­tura hidráu­lica, com­pras esta­ta­les, mejor comer­cia­li­za­ción, micro­cré­di­tos, fran­jas de pre­cios, ayuda téc­nica y sub­si­dios a fer­ti­li­zan­tes.

En el plano fis­cal, el Gobierno se ha mos­trado rela­ti­va­mente aus­tero, fijando lími­tes para el 2022: un défi­cit fis­cal de 3.7% del PBI y un techo para la deuda pública de 38% del PBI. Afor­tu­na­da­mente, es tan grande el cho­que de tér­mi­nos de inter­cam­bio que el défi­cit fis­cal cerra­ría el 2021 por debajo del 4% del PBI y con la regu­la­ri­za­ción del impuesto a la renta en el 2022, el défi­cit podría que­dar fácil­mente debajo de 2.5%.

En otras cir­cuns­tan­cias un cho­que de tér­mi­nos de inter­cam­bio como el que esta­mos teniendo hubiese lle­vado a la eco­no­mía peruana a cre­cer cerca al 6% el pró­ximo año. Lamen­ta­ble­mente, las ame­na­zas de cam­biar el capí­tulo eco­nó­mico de la Cons­ti­tu­ción y, en gene­ral, lla­mar a una Asam­blea Cons­ti­tu­yente han hecho caer las expec­ta­ti­vas de cre­ci­miento para el pró­ximo año.

El prin­ci­pal reto del Gabi­nete Vás­quez será cam­biar esos esta­dos de ánimo con accio­nes con­cre­tas de buen gobierno. Dife­ren­ciarse de Bellido no solo en las for­mas, sino en el fondo: no más pobres en un país rico. No defrau­dar a los votan­tes de Cas­ti­llo ni al resto de perua­nos.

Palabras Clave

Ver más artículos
Comentarios