• Objetivo: Lograr que los peruanos optemos por una Sociedad de Libre Mercado​
  • Viernes 25 de Septiempre 2020
  • Lima - Perú
MENÚ
OPINIONES < regresar

Elmer  Cuba

“En marzo del 2021 la cifra del PBI ya debería de ser positiva”

Por: Elmer Cuba

Lima-Perú, 15/09/2020 a las 01:09pm. Por Elmer Cuba

Entrevista a Elmer Cuba
Por: Javier Prialé
Gestión, 15 de setiembre de 2020

“El 2020 será recordado como el año del gran confinamiento”, dice el socio de Macroconsult, Elmer Cuba, quien considera que fue precisamente esa decisión de política para contrarrestar el avance del COVID-19 en el país, la principal responsable de la caída de casi 12% que tendrá la economía este año.

Sin embargo, y a pesar de que aún no hay un panorama muy claro sobre nuevas medidas para enmendar errores en la lucha contra la pandemia, proyecta un rebote en el 2021 que se comenzaría a ver ya durante el verano, tomando en cuenta de que en marzo de este año el PBI cayó más de 16% en marzo de este año.

¿Cómo está viendo la situación de la economía en lo que resta del año y para el 2021?

El 2020 se puede resumir como el año del gran confinamiento, que fue lo que afectó severamente la economía, y el 2021 será del rebote, que se dará de todas maneras, así Merino (el presidente del Congreso) asuma la presidencia.

¿Qué choques siguen afectando la economía?

Por el lado de la oferta está la postergación de la fase 4, y por la demanda, que ha habido unas cicatrices fuertes en el sector empresarial por problemas de inversión y de familias que han perdido su empleo e ingresos. De acá a fin de año vamos a observar un choque de demanda muy fuerte.

¿Cómo cerrará la producción este año?

Este año el PBI se divide en dos mundos. Un primer semestre en que hemos caído 16% y un segundo semestre en que caeremos entre 6% y 7%. El año pasado crecimos como 3% y este año vamos a caer cerca de 12%, esos 15 puntos de distancia es por la decisión del confinamiento y también por el turismo.

¿Qué tanto influye el turismo?

En el turismo nunca tuvimos un choque de esta naturaleza. Ya van seis meses donde no entra casi ningún turista y este sector movía US$ 5,000 millones al año. Solo esto explica 3% de producción y el -12% una decisión de política.

¿Qué resultados tendremos en lo que resta del 2020?

Tenemos un PBI que cae este año 11.6%, de los cuales fue -30.4% en el segundo trimestre, -7.5% ahora en el tercero y -5% en el cuarto trimestre. Pero el próximo año en el primer trimestre tenemos una caída de apenas 1.4%, y luego tenemos el rebote que empieza en el segundo trimestre con 37%, solo porque no está prohibido vender.

¿Y las expectativas para el 2021?

Esperamos un crecimiento de 9%, que tiene como gran explicación que lo comparas sin cuarentena. En nuestro escenario central, hay una vacuna disponible en el segundo semestre y gana un candidato promercado.

¿Qué cosa puede ir impedir este resultado?

Una segunda ola de contagios, que no hay hasta ahora. Si ves las cifra de muertes, es una meseta pura desde el 15 de junio que ha comenzado a caer. Si no hay una segunda ola o si gana en abril un Gobierno promercado y hay vacuna, ese nueve se queda corto, puede ser mejor.

¿En el 2021, cuánto será rebote y cuánto recuperación real?

En realidad, más que de crecimiento hablamos de recuperación de la actividad económica, que ya la tuvimos en el 2019. Salvo en minería, agricultura o pesca, que están en pleno empleo, todos los sectores no primarios no lo están. Todo es rebote.

¿Qué esperan de las medidas del Gobierno?

No estamos viendo un impulso fiscal importante el próximo año, porque se está dando este año. En la parte monetaria, Reactiva Perú fue un sucedáneo de no haber vendido en tres meses. Su nombre debió ser Soporta Perú, porque fue para que las empresas soporten la cuarentena. No es reactivador.

¿Qué va a influir en el crecimiento del 2021?

Lo que va a jalar la economía es una recuperación de las exportaciones de la minería y del consumo privado.

Este año aún el consumo estará débil, y aunque la cifra de crecimiento del 2021 es positiva, ¿cómo se sentirá en los bolsillos de la gente?

Como muchas personas han perdido su empleo o sus salarios, no van a volver a gastar hasta que los recuperen. Pero hay gente que no ha perdido su empleo y algunos están cautos y otros que aún gastan. Por ejemplo, el ticket de consumo de productos caros en Perú aumentó su demanda. Cae la demanda de cerveza, pero sube la de whisky.

¿Se ve una recuperación de los salarios?

En el mix de empleo e ingresos hay una cosa extraña: que el empleo absoluto en ambos sectores (formal e informal) no cambia tanto en los próximos 12 meses, pero sí presionan a la baja los salarios.

¿Qué se espera para la inversión privada?

Todo el próximo año se ve un crecimiento de la inversión privada, pero es por rebote. Si se compara con la que teníamos, todavía estará 25% por debajo de lo que teníamos en el 2019, ese es el problema. Hay mucha capacidad instalada ociosa, no hay necesidad de ampliarla.

¿Qué impacto tiene sobre la economía?

Está degradando el PBI potencial y el mismo BCR está cambiando su estimación que antes estaba cerca de 3.5% y ahora estará en 2.5%, porque la inversión se está cayendo.

¿Crecer 9% deja atrás la recesión?

Decir que creces 9% suena a un montón, porque uno está acostumbrado a pensar que de 100 pasas a 109, pero en verdad hemos bajado de 100 a 88 y de allí subes a 96, que es el aumento de 9%, pero sigues por debajo de lo que tenías. Por eso, la sensación de recesión se mantiene todo el próximo año, no es un crecimiento genuino.

¿Qué pasará cuando haya fase 4?

Cuando esté en la mesa el Perú va a estar cayendo solo 5% (el cuarto trimestre) y eso comienza a cambiar el ánimo, y ya en el verano, la cifra del PBI debe ser positiva.

¿Hay alguna señal que haga cambiar esta sensación?

Las noticias que se vienen de la parte no política, todas son buenas. La cifra de fallecidos por covid estaban en 200 por día, ahora son 150 y en tres meses va a ser 80. La economía misma, ya se dejaron detrás las noticias de caídas de 30%, y en julio caerá entre 10% y 12%, y en agosto la cifra será 7% y 8%. Lo malo es que setiembre será muy parecido a agosto porque no hay fase 4.

¿En qué momento del primer trimestre?

En marzo. Si vemos enero y febrero mantendrán una caída de 5%, pero en marzo habrá un crecimiento colosal porque comparas un mes de actividad completa contra otro que tuvo 15 días de para. Este resultado suaviza la caída del trimestre.

¿Ha cambiado la visión de la dimensión de la crisis?

Muchos colegas míos y yo mismo, asustadisimos en abril y mayo, lo comparamos con la guerra con Chile. Eso ha sido un error tremendo. Una cosa es que caigas en un año profundamente y otra que sea en un periodo largo. El 98 y 99 hubo caídas y no nos recuperamos hasta el 2004. Igual en El Niño del 83, caíste 12% y el año siguiente no rebotaste.

¿No es la caída más grande de la historia?

Si ves el ranking de caídas, esta es la que más cae en un año, pero sí ya rebotas solo va a durar tres años la curva. Esta sería la quinta recesión más grande de la época republicana y no la segunda.

“Afectaría más no iniciar fase 4 que Merino sea presidente”

El ruido político generado en los últimos días por el pedido de vacancia del presidente de la República, Martín Vizcarra, por parte del Congreso de a República, a pesar que genera incertidumbre en los agentes económicos, para el economista Elmer Cuba, no tiene un impacto muy fuerte sobre la economía.

“En este escenario que estamos viendo para nuestra proyecciones, se asume que el presidente Vizcarra llega hasta el 28 de julio del 2021 y que en abril o mayo gana alguien que no es antimercado. Eso no se ha movido con lo que está pasando ahora porque hasta ahora parece que no habrá vacancia. Se ha degradado un poco más la institucionalidad política, en el margen puede afectar a algún inversionista, pero la mayoría está esperando más a abril y ver quién va a ganar las elecciones”, dijo.

Explicó que quienes están esperando a ver los resultados del nuevo gobernante del Perú son los inversionistas de sectores como el eléctrico, industrial y minero. Pero hay otro grupo que estaba a punto de invertir, pero no lo hace porque cayó la demanda y están a la espera de que esta se recupere, como es el caso de los restaurantes o los gimnasios.

“En la hipótesis negada que entrase Merino y un ministro de Economía nuevo, basta que no vaya la fase 4 para que no tengamos el escenario de 5% de caída (en el cuarto trimestre) y se vuelva en una contracción de 8% como es ahora. La decisión política de ir con la fase 4 es más importante que si entra o no Merino, no es minimizar el tema, solo que no tendría efecto en el corto plazo”, precisó.

Palabras Clave

Ver más artículos
Comentarios