• Objetivo: Lograr que los peruanos optemos por una Sociedad de Libre Mercado​
  • Viernes 27 de Noviembre 2020
  • Lima - Perú
MENÚ

Lima-Perú, 16/11/2020 a las 09:11am. por Lampadia

Pfizer y la cadena de ultra-frío

Se vislumbra la vacuna contra el covid 19

La noticia del anuncio que hizo Pfizer la semana pasada sobre la efectividad del 90% de lo casos de su vacuna del covid ha pasado prácticamente desapercibida en nuestro país, ante la crisis política y social en la que nos hemos visto sumergidos los últimos días con la vacancia presidencial y el afloramiento de diversas marchas en diversos puntos de Lima y otras regiones del territorio nacional.

Vale la pena, sin embargo, dilucidar realmente qué significa este hallazgo, pues pulula mucha desinformación en las redes sobre que la efectividad es supuestamente muy baja - sin dar evidencia de la efectividad de otras vacunas - menospreciando además la innovadora tecnología que subyace a ella y que supone un avance notorio sobre todo para futuras mutaciones que podría experimentar el covid.

Un reciente y esperanzador artículo de The Economist que compartimos líneas abajo destaca los atributos de la vacuna Pfizer, a la vez que hace un llamado a los gobiernos a enfocarse en articular esfuerzos a invertir en  las denominadas “cadenas logísticas de ultra-frío”, pues la vacuna además que supone la inyección dos dosis, debe mantenerse a -70 ° C hasta su uso.

Cabe resaltar que Carlos Neuhaus del Comando Vacuna ya anunció que el primer lote de 50,000 vacunas de Pfizer estaría por arribar en diciembre en nuestro país con la capacidad de frío necesaria, con lo cual se empezaría a vacunar al personal de la primera línea del combate a la pandemia. Sin embargo, también mencionó que no se tiene certeza si se contara con la capacidad de frío restante en los siguientes lotes, que en su totalidad ascenderían a 9.9 millones según el contrato pactado, por lo que urge desde ya asegurar recursos en este tema, así como empezar a hacer llamados a la comunidad internacional para asegurar que esta cadena de frío no sea un problema para la distribución final en los países más afectados por la crisis.

Por lo demás queremos destacar, al igual que hace The Economist, que este notorio avance no hubiera podido ser posible sin la globalización, pues el trabajo de Pfizer, empresa estadounidense, junto a Bionetch, de origen alemana, refleja un claro ejemplo de cómo diversos países pueden expandir sus posibilidades de su aporte a las ciencias de la salud si trabajan juntas por el bien común. Ello sin contar que muchas otras vacunas que siguen la fórmula de Pfizer también se encuentran en camino a ser desarrolladas. Esperaremos ávidos los siguientes meses de mejores noticias en el combate a la pandemia. Lampadia

De repente, esperanza
La promesa de la nueva vacuna covid-19 es inmensa

Pero no subestime el desafío de vacunar a las personas

The Economist
14 de noviembre, 2020
Traducida y comentada por Lampadia

Transcurrieron nueve largos años entre el aislamiento del virus del sarampión en 1954 y la autorización de una vacuna. El mundo esperó 20 años entre los primeros ensayos de una vacuna contra la polio y la primera licencia estadounidense en 1955. Maravíllese, entonces, de cómo los científicos del mundo están en camino de producir una vacuna que funcione contra el SARS-COV-2, el virus que causa la covid-19, en un solo año.

Y no cualquier vacuna. Los primeros datos de un ensayo en etapa final revelados esta semana por Pfizer y BioNTech, dos compañías farmacéuticas, sugieren que la vacunación reduce las posibilidades de sufrir síntomas en más del 90%. Eso es casi tan bueno como para el sarampión y mejor que la vacuna contra la gripe, con una eficacia de solo 40-60%. De repente, en un invierno oscuro, hay esperanza.

Como era de esperar, las noticias de Pfizer del 9 de noviembre despertaron los alcistas de los mercados. Los inversores abandonaron acciones en Clorox, Peloton y empresas tecnológicas, que se han beneficiado del coronavirus, y en su lugar cambiaron a empresas como Disney, Carnival e International Consolidated Airlines Group, a las que les irá bien cuando el sol vuelva a brillar. La OCDE, un club de países principalmente ricos, calcula que el crecimiento global en 2021 con una vacuna temprana será del 7%, dos puntos porcentuales más que sin ella.

De hecho, hay mucho que celebrar. El resultado de Pfizer sugiere que otras vacunas también funcionarán. Más de 320 están en desarrollo, varios en ensayos avanzados. La mayoría, como la de Pfizer, se centran en la proteína de pico con la que SARS-COV-2 gana la entrada a las células. Si una vacuna ha utilizado esta estrategia para estimular la inmunidad, es probable que otras también puedan hacerlo.

La vacuna de Pfizer también es la primera que utiliza una nueva tecnología prometedora. Muchas vacunas preparan el sistema inmunológico mediante la introducción de fragmentos inertes de proteína viral. Éste consigue que el cuerpo produzca la propia proteína viral insertando instrucciones genéticas contenidas en una forma de ARN. Debido a que puede editar el ARN, la vacuna se puede modificar en caso de que la proteína de mute, como puede haber ocurrido recientemente en los visones. Esta plataforma se puede utilizar con otros virus y otras enfermedades, posiblemente incluido el cáncer, el enfoque original de BioNTech.

Así que celebre lo lejos que ha llegado la biología y lo productivo en cómo puede manipular la maquinaria bioquímica para el bien de la humanidad (más adelante habrá tiempo para preocuparse por cómo se podría abusar de ese poder). Y celebre la potencia de la ciencia como un esfuerzo global. Basándose en contribuciones de todo el mundo, una pequeña empresa alemana fundada por inmigrantes turcos de primera generación ha trabajado con éxito con una empresa multinacional estadounidense dirigida por un director ejecutivo griego.

Sin embargo, a pesar de las buenas noticias, destacan dos grandes preguntas, sobre las características de la vacuna y la rapidez con la que se puede distribuir. Estos son los primeros resultados, basados en 94 casos sintomáticos de covid-19 de entre los 44,000 voluntarios. Las respuestas adicionales deben esperar hasta que el ensayo haya recopilado más datos. Por lo tanto, no está claro si la vacuna detiene los casos graves o leves, o si protege a los ancianos, cuyo sistema inmunológico es más débil. Tampoco se sabe si las personas inoculadas aún pueden causar infecciones potencialmente fatales en quienes aún no han recibido inyecciones. Y es demasiado pronto para estar seguro de cuánto durarán los efectos beneficiosos.

La claridad tomará tiempo. En las próximas semanas, el ensayo debería declararse seguro, aunque se necesitará un mayor control de la vacuna. Las empresas predicen que la inmunidad durará al menos un año. La eficacia superior al 90% es tan alta que esta vacuna puede ofrecer al menos algo de protección a todos los grupos de edad.

Mientras el mundo espera los datos, tendrá que lidiar con la distribución. La vacuna será escasa durante la mayor parte del próximo año. Aunque las vacunas de ARN pueden resultar más fáciles de hacer a escala que las basadas en proteínas, las de Pfizer requieren dos dosis. La compañía ha dicho que podrá producir hasta 50 millones de dosis en 2020 y 1,300 millones el próximo año. Eso suena mucho, pero solo EEUU tiene más de 20 millones de socorristas, personal médico, trabajadores a domicilio y tropas en servicio activo. Quizás una quinta parte de los 7,800 millones de personas del mundo, incluidos dos tercios de los mayores de 70 años, corren riesgo de covid-19 grave. Nadie ha intentado nunca vacunar un planeta entero a la vez. A medida que aumenta el esfuerzo, las jeringas, los vasos médicos y el personal podrían agotarse.

Peor aún, las inyecciones de Pfizer deben almacenarse a temperaturas de -70 ° C o incluso más frías, mucho más allá del alcance de su químico local. La empresa está construyendo una cadena de ultra-frío, pero la logística seguirá siendo difícil. La vacuna viene en lotes de al menos 975 dosis, por lo que es necesario reunir a esa cantidad de personas para su primera inyección y la misma multitud nuevamente 21 días después para una dosis de refuerzo. Nadie sabe cuántas dosis se desperdiciarán.

Mientras haya muy poca vacuna para todos, los gobiernos deben establecer prioridades. Mucho depende de que lo hagan bien, dentro de los países y entre ellos. El modelo sugiere que, si 50 países ricos administraran 2,000 millones de dosis de una vacuna con una efectividad del 80%, evitarían un tercio de las muertes a nivel mundial; si la vacuna se suministrara según la población de los países ricos y pobres, esa proporción casi se duplicaría. Los detalles dependerán de la vacuna. Los países pobres pueden encontrar demasiado costosas las cadenas de ultra-frío.

La respuesta nacional a estos problemas son los comités nacionales para asignar la vacuna de manera óptima. La respuesta global es COVAX, una iniciativa para fomentar la igualdad de acceso de los países a los suministros. Sin embargo, en última instancia, la solución será continuar trabajando en más vacunas. Algunas pueden sobrevivir en refrigeradores comerciales, otras funcionarán mejor en los ancianos, y otras pueden conferir una protección más prolongada, requerir una sola inyección o detener infecciones y síntomas. Todas aquellas que funcionen ayudarán a incrementar la oferta.

Solo cuando haya suficiente para todos, los anti-vacunas se convertirán en un obstáculo. Los primeros informes sugieren que la vacuna causa fiebre y dolores, que también pueden desanimar a algunas personas. La buena noticia es que una eficacia del 90% hace que la vacunación sea más atractiva.

El túnel adelante

Los próximos meses serán duros. Las tasas mundiales de mortalidad registradas han superado su pico de abril. Los gobiernos lucharán con la logística de la vacunación. EEUU es rico y tiene una medicina de clase mundial. Pero corre el riesgo de quedarse corto porque el virus se está propagando allí y porque la transición entre administraciones podría conducir a un caos y retrasos innecesarios. Derrochar vidas cuando hay una vacuna a la mano sería especialmente cruel. La ciencia ha hecho todo lo posible para eliminar el virus. Ahora viene la prueba para la sociedad. Lampadia

Palabras Clave

Artículos Relacionados

Comentarios