UNA PODEROSA COMBINACIÓN | Lampadia
  • Objetivo: Lograr que los peruanos optemos por una Sociedad de Libre Mercado​
  • Lunes 27 de Junio 2022
  • Lima - Perú
MENÚ
Política < regresar

Lima-Perú, 25/05/2022 a las 12:05am. por Rafael Venegas

Población y Prensa Libre

UNA PODEROSA COMBINACIÓN

Rafael Venegas
Para Lampadia

¿Cómo es posible que una minoría, que superó con las justas el 10% de los votos en la primera vuelta, está en el poder y se mantiene a pesar de sus tremendos errores, sus inmoralidades y sus claras infracciones constitucionales?

¿Cómo es posible que más del 75% de la población, que lo sabemos y lo rechazamos, no hagamos nada o casi nada, al respecto?

Estamos flotando en un mar tormentoso, con una fuerte corriente que nos arrastra hacia el abismo. Además, estamos cubiertos por una enorme nube compuesta de varias cortinas de humo que nos distraen y no nos permiten ver la realidad. ¿Qué debemos hacer, seguir flotando?

Mientras el enemigo utiliza eficazmente sus fortalezas y se aprovecha de nuestras debilidades, nosotros hacemos todo lo contrario a pesar de que tenemos mayores fortalezas y ellos mayores debilidades. Por eso nos van ganando el partido. (Ver mi artículo en Lampadia: “Analizando a los títeres del foro”.

Desde hace mucho tiempo el comunismo (y hoy el senderismo) tomaron la educación pública para adoctrinar a los jóvenes. De esta manera generaron dos de las taras más grandes que hoy nos aquejan y que ellos aprovechan a su favor. Me refiero a la incapacidad intelectual y principalmente a la incapacidad moral.

  • Mentiras descaradas contrarrestadas con más mentiras.
  • Funcionarios públicos incapaces y corruptos reemplazados por otros con igual o peor prontuario.
  • Escándalos de corrupción tapados por otros escándalos.
  • Acusaciones contrarrestadas por acusaciones en contra.
  • Impunidad descarada y selectiva.
  • Declaraciones agresivas y provocadoras difundidas mediática y gratuitamente por una cándida y/o mercantilista prensa.

Estas prácticas, infaustas para nosotros, son muy eficaces para ellos y les vienen dando muy buenos resultados. Tanto así, que lamentablemente se están convirtiendo en nuestro modus vivendi. Justo lo que buscan: generar el caos y distraer a la población y a la prensa, mientras ellos avanzan con su malévolo plan.  

Está muy claro que en el campo de las comunicaciones, nos están ganando por goleada y no estamos haciendo ningún esfuerzo serio y organizado para contrarrestarlo. ¡El tiempo avanza y ya estamos en el segundo tiempo!

Hace unos días el comunista que gobierna detrás del trono, se dio el lujo de explicar con gran arrogancia, que ya tenían el gobierno, pero no el poder y que para eso les faltaba completar el control (o sometimiento) del ejército, la policía, los magistrados (la justicia), la burocracia estatal y el clero.

Por eso buscan desesperadamente cambiar la Constitución vía la asamblea constituyente y también tratan de generar rechazo en contra del Congreso, azuzando a la población para que pida su cierre.

Además, como cereza del pastel, nos advirtió que, si no consiguen estos objetivos por las buenas, lo harán por la fuerza (Plan B). ¿Con esto nos pretende amedrentar? ¿Qué les parece esto a las FFAA?

Por ahora no les va muy bien con el tema de la constituyente, pero sin duda lo seguirán intentando. Sin embargo, en algunos de los elementos que les falta controlar están bastante avanzados, como la justicia y la burocracia estatal, donde no solo es muy claro el copamiento político, sino la descarada corrupción.

Lo que no mencionó el corrupto títere cubano, es que estos son los elementos base para luego proceder con la segunda etapa del plan, que incluiría la toma de los medios de comunicación, el aparato económico (BCR, SBS y MEF) y el sector empresarial y la propiedad privada vía nacionalizaciones / confiscaciones / expropiaciones. Con esto cerrarían el círculo del sometimiento. ¡Adiós país!

Esto, que parece un cuento de terror, no es una exageración, es algo real y si no lo creen revisen los pasos que se siguieron en Cuba, Venezuela y Nicaragua. ¡Estamos advertidos!

¿Podemos hacer algo? ¡Claro que sí, pero tenemos que actuar ya!

Siempre he manifestado que los caminos constitucionales que tenemos para derrotarlos son: El Congreso, la población con el apoyo de la prensa y las FFAA. No tomo en cuenta la posibilidad de renuncia o el camino judicial porque considero que ambas están a nivel de milagro.

El Congreso ha bloqueado la constituyente, pero le es imposible conseguir la vacancia. Sin embargo, tiene que seguir trabajando en las otras alternativas, como la destitución y las infracciones constitucionales, así como en las reformas del estado y del sistema electoral que son claves para la post pesadilla.  

En cuanto a las FFAA, todos esperamos que se comporten con valentía y a la altura de nuestros héroes, sin importarles las consecuencias. Para eso eligieron la carrera militar. Además, tienen que rechazar con firmeza cualquier intento de sometimiento y estar muy atentos para actuar de inmediato, ante cualquier intento de violación de la constitución o del uso de la violencia para forzar situaciones (ojo con el famoso Plan B).

Finalmente, y sin duda no menos importante, está la poderosa combinación de la población con el apoyo de la prensa libre, que aún no ha sido explotada de manera eficaz. Estoy convencido que si esto se consigue, se logrará el resultado esperado en un plazo relativamente corto.

El 5 de abril, la población demostró que se puede unir y protestar de manera contundente ante cualquier intento de privación de sus libertades. Además, es consciente que tiene el derecho constitucional a la insurgencia y a la revocación de autoridades. Sólo se necesita una chispa que encienda el fuego y el apoyo firme y valiente de la prensa para mantenerlo encendido hasta lograr el objetivo.

Para esto, la prensa verdaderamente libre y democrática, tiene que apoyar este esfuerzo ejecutando estas tácticas:

  1. Bloquear la propaganda totalitaria con una fuerte campaña mediática en contra que desenmascare sus mentiras y actos inmorales de manera contundente y a todo nivel.
  2. No hacer entrevistas ni dar cobertura a los infames representantes del comunismo para que difundan gratuitamente su propaganda política y sus tácticas de victimización y divisionismo.
  3. Presionar mediáticamente a los poderes del Estado para que cumplan con sus roles con valentía, celeridad y honestidad a través de programas de seguimiento de los casos más saltantes, haciendo evidente cualquier inoperancia o corrupción.
  4. Apoyar y difundir mediáticamente todas las marchas y protestas de la población para mantener el fuego encendido.

Estas actividades deben ser desarrolladas y financiadas por los entes privados y las personas que defienden la libertad y democracia y que no quieren entregar nuestro país al comunismo y la corrupción.

Somos mayoría, tenemos más fortalezas y menos debilidades y la razón está de nuestro lado. ¡Sólo nos falta actuar! Lampadia

Palabras Clave

Artículos Relacionados

Comentarios