• Objetivo: Lograr que los peruanos optemos por una Sociedad de Libre Mercado​
  • Viernes 23 de Agosto 2019
  • Lima - Perú
MENÚ
Política < regresar

Lima-Perú, 27/03/2019 a las 09:03am. por Lampadia

Renace el liberalismo conservador en Europa

AKK aboga por una nueva derecha política en Alemania

Desde que AKK (Annegret Kramp-Karrenbauer) asumiera el liderazgo del partido alemán conservador de la Unión Demócrata Cristiana (en adelante, CDU) (ver Lampadia: Se avecina un nuevo líder político en la UE) el pasado 7 de diciembre, constituyéndose como candidata favorita para ocupar el cargo de canciller ocupado actualmente por la emblemática Angela Merkel, ha apoyado una serie de lineamientos políticos, que dejan entrever su inclinación hacia la derecha política.

Así lo informa un reciente artículo publicado por The Economist (ver artículo líneas abajo), en el que se da cuenta de su marcada posición conservadora en temas que incluyen la inmigración, las pensiones y la exportación de armas. En el tema de inmigración por ejemplo, se resalta su apoyo a una política de cierre de fronteras como plan de contención en caso aconteciera otra crisis migratoria de similares características a la que Merkel enfrentó en el período 2015-2016.

Esto se da en un contexto de creciente descontento por parte de los parlamentarios  del CDU respecto al rumbo que había seguido el partido con el pensamiento centrista que caracterizaba a Merkel; por tanto, constituye una oportunidad para AKK para revitalizar el sentimiento partidario al interior de su coalición política, sin que se tienda al nacionalismo o algún otro extremismo de derecha que replican muchos de los partidos euroescépticos hoy en día.

Sin embargo, como destaca The Economist,  AKK tendrá que seguir un camino moderado y pragmático si realmente quiere calar en la mente de los demás votantes alemanes, en particular, aquellos que ya no legitiman su partido.

A la luz de las próximas elecciones del Parlamento que tendrán lugar en mayo próximo (ver Lampadia: Macron relanza Europa) y de un Brexit que, afortunadamente, se ha aplazado hasta junio próximo, estas son muy buenas noticias para la UE, pues el nuevo conservadurismo que desborda AKK podría implicar la adhesión de una nueva defensa en sus filas.

El proyecto europeo, que promovió la globalización y el libre comercio durante varias décadas y que trajo enorme bienestar inclusive a los países emergentes de otras partes del globo, necesita más líderes políticos como Macron, que lo defiendan ante la nueva ola nacionalista que asola el viejo continente. Esperemos que AKK también se sume a esta cruzada en el futuro. Lampadia

El progreso de Annegret
La canciller de Alemania se inclina hacia la derecha

Kramp-Karrenbauer está jugando un juego sagaz

The Economist
14 de marzo, 2019
Traducido y glosado por Lampadia

El dumping sobre los votantes rara vez es una estrategia ganadora para los políticos. Pero Annegret Kramp-Karrenbauer (en adelante, AKK), líder de la Unión Demócrata Cristiana (CDU), el partido más grande de Alemania, dice que sus compatriotas se están convirtiendo en "las personas más tensas del mundo". AKK había sido criticada por una broma, hecha durante la temporada de carnaval de Alemania occidental, sobre "baños de terceros" para "hombres que no pueden decidir si quieren sentarse o pararse cuando orinan". Pero ella no estaba de humor para disculparse. Qué absurdo para los chistes de la policía en un carnaval, la semana pasada hizo truenos, defendiendo los derechos de los carnívoros, los fanáticos de los fuegos artificiales y los niños a los que les gusta disfrazarse de vaqueros e indios.

La semiótica del carnaval en Alemania es difícil de analizar para los forasteros. Pero lo que inicialmente parecía una historia de temporada tonta ahora parece un gambito táctico. En diciembre pasado, AKK venció por poco a un rival conservador en una elección para reemplazar a Angela Merkel, la canciller de Alemania y su mentora, como líder de la CDU. Eso la colocó en la primera posición para asumir el cargo de canciller cuando Merkel se retirara, como prometió hacer. Muchos a la derecha del partido que se habían cansado del centrismo de Merkel temían que estuvieran en la misma línea durante los siguientes años. AKK quiere hacerles cambiar de opinión.

Ella ha comenzado afilando el perfil conservador de la CDU. Liberada por su falta de responsabilidad ministerial, ha acentuado las diferencias con los socialdemócratas (SPD), el socio menor de la coalición de la CDU, en todo, desde las pensiones hasta las exportaciones de armas. Sus golpes a las piedades políticamente correctas deleitan la base del partido, y la SPD, habiendo sido asfixiada en coalición con Merkel, está contenta de seguirle el juego. De hecho, hay una creciente sensación de que la política partidista alemana está surgiendo de un largo sueño inducido por Merkel.

En política, también, AKK está señalando un cambio hacia la derecha. Durante un reciente taller de la CDU, ella apoyó la política de cerrar las fronteras de Alemania como último recurso en caso de otra crisis migratoria. Los moderados desconcertados que habían apoyado el enfoque de frontera abierta de Merkel en 2015,  ahora, en su mayoría, aceptan la necesidad de construir puentes internos. El estado de ánimo en la CDU es "muy optimista", dice un miembro parlamentario.

Si este enfoque atraerá a los alemanes comunes es otro asunto. Manfred Güllner en Forsa, un encuestador, señala que los votantes que han desertado de la CDU tienen tendencias centristas ligeramente más fuertes que los que se quedan. Eso sugiere que una inclinación permanente hacia la derecha dejaría a AKK en busca de votos en el grupo equivocado. Sin embargo, como premier de Saarland, el pequeño estado alemán que corrió durante siete años, AKK siguió un camino moderado y pragmático. Esos instintos probablemente proporcionan la mejor guía sobre cómo podría operar como canciller.

Esa pregunta está adquiriendo nueva urgencia. La semana pasada, AKK emitió un conjunto de propuestas de reforma de la UE en respuesta a un artículo publicado unos días antes por Emmanuel Macron, presidente de Francia. Su lista, que habría sido sancionada por Merkel, incluyó llamamientos provocativos para cerrar el segundo asiento del Parlamento Europeo en Estrasburgo, una ciudad francesa, y para que Francia entregue su asiento del Consejo de Seguridad a la UE. Los ministros despreocupados por Francia se quedaron en la extraña posición de tener que responder no a otro gobierno sino al líder de un partido político.

Con la líder de la CDU adoptando así el aire de canciller, Berlín ha empezado a adivinar cuándo Merkel tratará de entregar las riendas del gobierno a su protegida. Si eso ocurriera antes de que expire el mandato del canciller en 2021, la SPD podría abandonar el gobierno y provocar una elección. Ambas mujeres insisten en que ningún cambio es inminente, y dos tercios de los alemanes quieren que Merkel cumpla su mandato. Pero mientras AKK cuida su territorio, algunos se preguntan si el arreglo actual puede durar tanto. Lampadia

Palabras Clave

Artículos Relacionados

Comentarios