• Objetivo: Lograr que los peruanos optemos por una Sociedad de Libre Mercado​
  • Domingo 13 de Octubre 2019
  • Lima - Perú
MENÚ

Lima-Perú, 12/10/2018 a las 09:10am. por Lampadia

Filantropía y mejora de la salud global

Cada vez más cerca de la erradicación del polio

En gran parte del mundo, la polio ha sido casi erradicada. En el Perú, por ejemplo, no hay ningún caso de polio causado por el virus salvaje desde 1991. Entonces, ¿ya está cerrado el problema? La verdad es que, mientras haya un solo niño con poliomielitis en el mundo y la enfermedad siga siendo endémica en tres países, existe el riesgo de contraer ese mal, por lo que se tienen que seguir vacunando a los niños contra esta enfermedad.

Con tan pocos casos nuevos de virus de la poliomielitis salvaje (solo 22 en 2017), la mayoría de los financiadores de la salud mundial consideran que el asunto está cerrado y se deberían financiar otros problemas. Pero la Fundación Bill y Melinda Gates, mantiene la presión hasta que se erradique la polio. Su persistencia subraya una fortaleza clave de la filantropía: la capacidad de mantener una causa durante años o décadas, sin tener que preocuparse por la presión financiera o política de algunos pocos.

La polio solía ser bastante común en todo el mundo, pero, gracias a una vacuna que se introdujo a mediados de la década de 1950, las cifras han cambiado radicalmente (como se muestra en el gráfico superior). En 2017, los únicos países que tuvieron casos de poliomielitis fueron Pakistán, Nigeria y Afganistán, y como señala Jay Wenger en el artículo líneas abajo "Hemos pasado de 40 casos por hora en 1988 a solo 22 casos en todo 2017".

En la actualidad solo sigue habiendo poliomielitis en las comunidades más pobres y marginadas, donde acecha a los niños más vulnerables. El objetivo de la Iniciativa es hacer llegar a todos los niños la vacuna antipoliomielítica y ofrecer a las generaciones futuras un mundo sin poliomielitis. El impacto de la vacuna contra la polio es un testimonio de cuán exitoso puede ser el método para combatir las enfermedades.

Ver video de Bill Gates hablando sobre el increíble poder de las vacunas. En particular, destaca el caso de la poliomielitis, que se ha erradicado en un 99 % y está al alcance de ser la segunda enfermedad en eliminarse por completo del mundo:

Las vacunas son la clave para eliminar muchas enfermedades que causan daños irreparables a individuos y comunidades. Historias de éxito como la poliomielitis, el trabajo de personas como la Fundación Bill y Melinda Gates y el desarrollo constante del sector, que incluye una vacuna contra la malaria y la invención de agujas de un solo uso, son vitales para garantizar que se vacunen tantas personas en todo el mundo como sea posible. Lampadia

Demasiado caro, demasiado lento, demasiado discriminatorio y otros mitos sobre el programa de erradicación del polio

Por: Jay Wenger
Fundación Bill & Melinda Gates
09 de octubre de 2018
Publicado en GatesNotes
Traducido y glosado por Lampadia

En 2017, hubo un total de 22 casos de polio en el mundo. Para poner eso en perspectiva, en 1988, hubo 350,000 casos de poliomielitis, con aproximadamente 22 personas (en su mayoría niños) paralizadas cada media hora. La reducción del 99 por ciento de los casos de hoy debería ser motivo de celebración.

Al mismo tiempo, algunos miembros de la comunidad de la salud critican a la Iniciativa de erradicación mundial de la poliomielitis por costar demasiado, estar mal administrada y usurpar recursos del esfuerzo global de salud global.

Ryan Bell, de Optimist, se sentó con Jay Wenger, director del programa de polio de la Fundación Bill y Melinda Gates, para revisar los mitos más persistentes sobre el esfuerzo por erradicar la polio.

Mito # 1: otras enfermedades merecen ser erradicadas primero

La viruela fue la primera enfermedad erradicada con éxito. El virus mató a cerca de un tercio de las personas que infectó. Una vez que se desarrolló una buena vacuna contra la viruela, demoró 10 o 12 años declararla erradicada. El último caso fue en 1977. Esto fue una prueba de que la erradicación podría funcionar para algunas enfermedades. Si bien sería fantástico erradicar todas las enfermedades infecciosas, la erradicación no es posible para la mayoría de ellas. Las bacterias del tétano, por ejemplo, viven en el suelo durante muchos años. La única forma garantizada de deshacerse de esta enfermedad sería esterilizar la Tierra, y eso es obviamente imposible. Y estamos tratando de erradicar otras infecciones, como la malaria. En los años 40 y 50, la comunidad de salud pública mató mosquitos con DDT y curó a las personas con cloroquina. Pero los mosquitos se volvieron resistentes al DDT y el parásito de la malaria se volvió resistente a la cloroquina. El programa de erradicación se puso en pausa a medida que los fondos se agotaron y el número limitado de intervenciones perdió su efectividad. Sin embargo, el programa de malaria aprendió mucho sobre la erradicación y ahora, con una aceleración en el desarrollo de herramientas adicionales necesarias para finalizar el trabajo, creemos que la malaria sí se puede erradicar en el futuro.

Después de la viruela, la polio era un objetivo razonable para ser erradicada porque tenían la información de la carga de la enfermedad y una vacuna que funcionaba.

Mito # 2: Al elegir erradicar la polio, Occidente pensó solo en sí mismo.

La polio siempre ha estado presente en el mundo en desarrollo. Irónicamente, empeoró con la llegada de los sistemas de saneamiento modernos. Anteriormente, la mayoría de las personas en países en vías de desarrollo estaban expuestas a la poliomielitis cuando eran bebés, una pequeña proporción desarrollaba parálisis cada año, y los sobrevivientes sin parálisis no se enfermaban porque habían desarrollado una inmunidad natural. Pero cuando se implementaron los sistemas de saneamiento, se redujo en gran medida la exposición diaria de los niños a los virus y las bacterias, lo que resultó en no tener ningún caso, pero evitando que las personas desarrollen esas inmunidades. Sin embargo, fue cuando la polio realmente llegó a estas comunidades que finalmente ocurrió un brote. Al mismo tiempo, organizaciones como March of Dimes destacaron internacionalmente la polio. Los estudios realizados en los años sesenta y setenta descubrieron que hubo tantos casos de parálisis por poliomielitis en el mundo en desarrollo como en el desarrollado. Entonces, el sentimiento del programa de erradicación fue decir: “No vamos a deshacernos de esta enfermedad de los países ricos. Vamos a deshacernos de ella en todas partes, porque está en todas partes".

Mito # 3: La erradicación es un enfoque miope para manejar los desafíos de salud global

Hay un debate en salud pública, que se remonta a 100 años, sobre un enfoque vertical u horizontal de la salud. ¿Es mejor abordar problemas individuales o mejorar todo el sistema de salud?

La gran crítica de un enfoque de sistemas es que es amplio. Puede significar todo, desde asegurarse de que los hospitales estén construidos y equipados, que los médicos estén capacitados, que haya gasolina para los autos, voluntad política para apoyar los programas, todo tipo de cosas, y eso hace que sea difícil medir el progreso. Se gasta una gran cantidad de dinero en la reparación de los sistemas de salud, a menudo sin rigor sobre cómo se gasta y qué progresos se hacen. El equipo de Integración Integrada y los socios de la fundación están trabajando para abordar esto a través de un enfoque para la medición y mejora de los sistemas de atención primaria de salud.

La principal crítica de los programas verticales es que se centran en una sola enfermedad, en el mejor de los casos ignoran otros problemas de salud y en el peor de los casos pueden desviar las estructuras de salud existentes de otros problemas de salud. Por otro lado, si persigue una sola enfermedad, puede contar el número de casos, saber dónde ha progresado y qué medidas son efectivas. Trabajar de manera específica y agresiva en un solo problema puede generar tecnologías y estrategias que también se pueden usar para lograr objetivos de salud pública más amplios. Y al deshacerse de una enfermedad de una vez por todas, da un impulso a todos los programas de salud, dando a las personas la confianza de que podemos progresar.

Hay argumentos a favor de ambos lados, y en la Fundación Gates creemos que la respuesta es hacer ambas cosas.

La trabajadora de salud comunitaria Hawa Amadou, de 70 años, realiza una sesión de concientización sobre la vacunación
contra la poliomielitis con un grupo de mujeres durante un bautismo en Dosso, región de Dosso, Níger.

Mito # 4: La erradicación de la poliomielitis es una pérdida de esfuerzo si se le considera un programa de ‘una sola vez’

El programa contra la poliomielitis ha creado innovaciones y ha desarrollado enfoques que luego se pueden usar para otros casos. Por ejemplo, recientemente hemos creado un Centro de Operaciones de Emergencia (EOC) en cada país donde ha habido un brote. Esto implica reunir a todos los socios de salud, idealmente en la misma sala, para observar los datos relevantes y tomar decisiones estratégicas. Puede que no suene brillante, pero cuando comenzamos a combatir la poliomielitis en Nigeria, las personas de la OMS estaban en un edificio, el Ministerio de Salud en la calle y UNICEF en otra ciudad. La EOC reunió a todos los actores importantes, bajo el liderazgo del gobierno nacional. Cuando ocurrió el brote de ébola en África occidental, el primer caso se presentó en Nigeria. El Ministerio de Salud solicitó al programa contra la poliomielitis que estableciera una COE y que prestara a nuestros trabajadores contra la polio para combatir el brote. Se deshicieron del ébola en seis meses y luego volvieron a trabajar contra la poliomielitis.

El esfuerzo por deshacerse de la polio también ha llevado al programa a llegar a los niños en los rincones más lejanos de muchos países. Ahora, más niños están vacunados contra la poliomielitis en el mundo que por cualquier otra enfermedad. Al hacerlo, el programa contra la poliomielitis ha creado sistemas de vigilancia de enfermedades que antes no existían. Lo vi de primera mano en la India, donde dirigí el Proyecto Nacional de Vigilancia de la Poliomielitis desde 2002 hasta 2007. Tuvimos a 300 oficiales médicos en toda la India, con los ojos en casi todas las aldeas. Cuando se produce un brote de algo como meningitis, como ocurrió en el estado de Uttar Pradesh, recibí una llamada del gobierno preguntando si nuestros médicos podrían ir a ver qué estaba sucediendo: el sistema de vigilancia de la poliomielitis se podría usar para informar sobre este tipo de problemas. Y ahora que la poliomielitis ha sido erradicada de la India (el último caso de virus de poliomielitis salvaje fue en 2011), ese sistema se está utilizando para controlar los casos de sarampión, difteria, tos ferina y más.

Mito # 5: El mundo desarrollado mantiene las mejores vacunas para sí mismos.

Hay más factores que solo el costo que intervienen en la elección de la vacuna utilizada para detener la polio en un país. Y "caro" no siempre significa "mejor". La "vacuna inactivada contra la polio" (IPV) fue la primera desarrollada. La inyección contiene un virus muerto y puede evitar que un niño expuesto se paralice. Sin embargo, el problema con la IPV es que no impide que la polio se propague en países donde el saneamiento no es bueno. Los niños vacunados aún pueden albergar polio en sus entrañas si están infectados con el virus manteniendo viva la polio en sus comunidades. El otro problema es que la IPV es cara de fabricar. La fundación está apoyando la investigación para crear una IPV más barata, que espero que tengamos relativamente pronto. Pero pienso que es una póliza de seguro para proteger a los niños, no una herramienta para erradicar la polio.

La única opción para la erradicación es la "vacuna oral contra la polio" u OPV. Se administra por vía oral, lo que hace que sea más económico y más fácil de distribuir. La OPV tiene un virus vivo (en un estado debilitado) y crea inmunidad en el estómago. Después de la vacunación, si una persona está expuesta a un brote de polio, el virus salvaje no puede reproducirse en sus entrañas. Esa es la única manera de erradicar la poliomielitis en una comunidad. Pero hay un problema con OPV. Si no se vacuna a todos los niños de una población, el virus de la polio de la vacuna puede pasar de un niño a otro y mutar un poco cada vez. A esto lo llamamos “virus del polio derivado de la vacuna”, o VDPV, y en casos raros puede causar parálisis. Esos brotes tienden a ocurrir en lugares donde los esfuerzos de vacunación no son exhaustivos, como en partes de África y Medio Oriente. Por suerte, esos brotes son fáciles de detener con la vacuna OPV. Es nuestro caballo de batalla.

La idea del programa de erradicación es deshacerse del virus por completo para que ya no tengamos que preocuparnos por la polio. Eso lleva un tiempo, así que mientras tanto, recomendamos que los niños reciban una dosis de IPV para al menos protegerlos de la parálisis si el virus está cerca. Es como nuestra vacuna de seguro. Pero la IPV no nos llevará a la erradicación porque no funciona a nivel intestinal.

La enfermera Moussa Mounkaila administra la vacuna contra la polio a un niño en manos de su madre
en la región de Dosso, Níger

Mito # 6: La polio nunca será erradicada debido a la guerra y el conflicto

Cada programa de salud global eventualmente tendrá que operar en zonas de conflicto. El programa contra la poliomielitis encontró por primera vez guerras civiles en América Latina, donde ambas partes acordaron tener "días de tranquilidad" cuando los vacunadores podrían cruzar las líneas de lucha para vacunar a los niños. Eliminamos con éxito y pacíficamente la polio en América Latina antes de que algunos de esos conflictos terminaran. En África, países como la República Democrática del Congo y Somalia detuvieron incendios para los trabajadores de la poliomielitis. Y, recientemente, durante la guerra civil siria, el programa contra la poliomielitis pudo trabajar con las diferentes partes para negociar el acceso de los trabajadores de salud para detener los brotes en esa región. Sigue siendo un desafío en Afganistán y Pakistán, donde los gobiernos solo controlan parte de sus áreas geográficas, pero hay muchos ejemplos de éxito del programa contra la poliomielitis a pesar de las guerras civiles y las insurgencias.

Mito # 7: El programa de erradicación de la poliomielitis está muy por encima del presupuesto

No es raro escuchar algo como: "¿Por qué gastar mil millones de dólares en una enfermedad que, el año pasado, solo tuvo 22 casos?"

Hay dos respuestas a esta pregunta. Primero, el punto principal de la erradicación es que lo veas hasta el final - cero casos. Los mayores beneficios del programa se vuelven evidentes después de erradicar el virus, por lo que considerar la relación costo por caso para el programa al final es engañoso. El hecho de que solo tengamos 22 casos es un gran éxito, no una razón para quejarse de gastar mucho dinero. Sin gastar el dinero, tendríamos cientos de miles de casos cada año. Tenemos que llegar a 0 obteniendo números muy pequeños primero, y cuando llegamos a cero, cosechamos beneficios para siempre.

Una mejor manera de ver lo que estamos obteniendo del programa en este momento es por el número de casos que ha evitado. La Iniciativa de erradicación mundial de la poliomielitis ha evitado que 18 millones de personas se paralicen por la poliomielitis, y cientos de miles de personas más se evitan cada año, ¡incluso antes de que lleguemos a cero! Lampadia

Palabras Clave

Artículos Relacionados

Comentarios