Un merecido oasis | Lampadia
  • Objetivo: Lograr que los peruanos optemos por una Sociedad de Libre Mercado​
  • Lunes 27 de Junio 2022
  • Lima - Perú
MENÚ
Minería < regresar

Lima-Perú, 20/02/2022 a las 07:02pm. por Carlos Gálvez Pinillos

Sacando Quellaveco

Un merecido oasis

Carlos E. Gálvez Pinillos
Expresidente de la SNMPE
Para Lampadia

En medio de la desgracia en que nos viene sumiendo Pedro Castillo (PC) y su gobierno de izquierda, lleno de incapaces y sentenciados o investigados, podemos, aunque parezca mentira, apreciar desde el sector privado, un oasis de logros y oportunidades en el sector minero.

La estrella de este año será la conclusión del proyecto Quellaveco y su puesta en producción. Este extraordinario proyecto, desarrollado con la mejor tecnología disponible en el planeta y en la primera línea de avanzada en los dominios: minero, geológico, metalúrgico, social y ambiental, se convierte en el paradigma de la industria minera a nivel mundial.

Paralelamente, el sector minero energético, como cada año, está desarrollando nuevamente su evento de Innovación Tecnológica.

Resalto este concurso de innovación y tecnología, porque mucha gente y particularmente muchos jóvenes, creen lo que tanto ignorante repite; que minería es algo así como “sacar piedras y exportarlas”. No saben la increíble cantidad de conocimiento aplicado, ni de las múltiples oportunidades para profesionales dedicados a la ciencia, tecnología e investigación.

Algunos repiten como loros que, un país como el Perú no puede depender únicamente de su industria extractiva y que, sin educación, no podremos salir del subdesarrollo. Pero nadie se atreve a decir el cómo, y la respuesta está en: usar a nuestra industria minero-energética como desafío y fuente de inspiración para nuevos hallazgos, nuevos procesos, controles, oportunidades de progreso y optimización de operaciones, mejoras a la seguridad, aportes al cuidado del medio ambiente y en términos generales, una máxima aproximación a la excelencia.

Cuántos jóvenes biólogos, químicos, electricistas, electrónicos, mecatrónicos, especialistas en tecnología de información, médicos, ambientalistas, físicos y sociólogos, entre otros, no piensan en la industria minera y sus desafíos, ni que estos desafíos son una gran oportunidad para su desarrollo profesional. Lo cierto es que, en lugar de disiparse y perder tiempo desaprovechando sus potencialidades intelectuales, sin ejercitarlas, deberíamos encausarlos en una mirada moderna.

El Perú tiene el privilegio de competir en “las grandes ligas” de la industria minera y por eso, estamos obligados a usar los mismos estándares y técnicas usadas en Estados Unidos, Canadá, Australia, Chile y Sudáfrica. Esto nos mantiene en contacto con sus especialistas y sus propuestas de creación de valor, las propuestas de monitoreo y control de calidad del agua, su turbidez, nivel de acidez, conductividad, flujos y contenido de metales, de la mano con el desarrollo de sistemas de purificación de esta, control de calidad de aire en ambientes confinados y soluciones para su purificación, sistemas de optimización del consumo de muchos elementos usados en la producción, etc.

Biólogos que trabajan en convertir toda la información de la naturaleza con la que interactuamos, en data, de modo que podamos apoyarnos en técnicas de “Big data” para el estudio de los procedimientos más amigables en nuestra interacción con la naturaleza durante la explotación minera y de hidrocarburos, así como el manejo de cierre de estas operaciones extractivas.

Proyectos de Académicos Innovadores, con una refrescante propuesta de conocimiento aplicado, proveedores nacionales e internacionales trayendo propuestas imaginativas para la predictibilidad de eventos que originan riesgo y prevención de accidentes, de la mano de desarrollo de software y hardware para evitarlos.

Tenemos obviamente, compañías de primer nivel desarrollando modelos predictivos para optimizar el rendimiento de sus equipos y el uso de energía, a la par que, prolongando la vida de sus activos, otras modelando y aplicando teoría de colas para optimizar la productividad de sus camiones, palas y chancadoras.

  • Un desarrollo muy interesante referido a la reingeniería y optimización del sistema de enfriamiento de molinos que reduce en 16,000 m3/día el uso de agua para refrigeración, con ahorro de energía.
  • Proyectos de reducción en la generación de residuos sólidos y/o su transformación en productos secundarios para su uso en otras industrias.
  • La optimización de mezclas de combustibles y control de estándares de operación de los equipos, para aumentar la eficiencia en el consumo del combustible, con importante reducción de costos e incremento de eficiencia mecánica de los equipos, es otro campo de acción.

Ahora que dependemos tanto de la tecnología de información, del IoT (Internet of things), especialmente en la era del trabajo remoto, la ciberseguridad es un campo que viene demandando grandes esfuerzos y recursos tecnológicos. El monitoreo de las redes, el control de acceso remoto a redes, son campos de acción para ingenieros de sistemas que en nuestra industria encuentran estos desafíos, más que en ningún otro sector. En esa línea, debo mencionar la transformación digital integral de toda una compañía minera, adecuándose a las máximas exigencias de la industria minera.

Finalmente, debo reiterar que tenemos en el Perú a Quellaveco, la mina que se está terminando de construir con las exigencias y estándares más adelantados del siglo XXI, convirtiéndose de aquí en adelante, para las grandes ligas mineras, en el paradigma mundial de lo que es una operación minera bajo condiciones de “state of the art”.

En medio de tanta ignorancia, corrupción y desinteligencias que sufrimos por estos meses en el Perú, encuentro que aquí tenemos un merecido oasis de conocimiento, que espero atraiga la atención de nuestros jóvenes. Lampadia

Artículos Relacionados

Comentarios