Los retos económicos de Guillermo Lasso | Lampadia
  • Objetivo: Lograr que los peruanos optemos por una Sociedad de Libre Mercado​
  • Martes 30 de Noviembre 2021
  • Lima - Perú
MENÚ
Economía < regresar

Lima-Perú, 19/10/2021 a las 10:10am. por Lampadia

Ecuador después de Moreno y Correa

Los retos económicos de Guillermo Lasso

A continuación, compartimos un reciente artículo publicado por The Economist que describe los retos económicos que encarará el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, en el plazo inmediato de cara al rechazo que obtuvo de sus propuestas de reforma tributaria y laboral por parte de la denominada Asamblea Nacional– que hace las veces de Congreso en nuestro país vecino del norte - hace unos días.

Elecciones Ecuador: Guillermo Lasso pasa a la segunda vuelta

Creemos que es importante compartir este texto porque esboza de forma breve y concisa la situación inercial y de estancamiento que esta pasando Ecuador producto del desmadre económico de Rafael Correa - que Moreno no pudo reversar completamente – y cómo ello podría ser fácilmente replicable en nuestro país de materializarse la Asamblea Constituyente de Perú Libre y de mantenerse las condiciones favorables externas. Ambos hechos que permitieron el desfalco del fisco y el afianzamiento del poder en torno a la figura autocrática del presidente Correa.

Reversar esta situación pues requerirá de mucha audacia sobretodo porque Lasso hereda un país que por un lado está altamente endeudado (la deuda asciende a 65% del PBI al 2020), producto de altos déficits fiscales pasados, y que requiere de un fuerte crecimiento económico para recuperar lo perdido en la pandemia.

Es importante puntualizar que algo que le permitió al Ecuador evitar mayores daños a su economía durante la etapa del populismo desbocado de Correa, ha sido la adopción del dólar como su moneda legal, decretada por el presidente Jamil Mahuad en enero de 2000.

Esperemos que el presidente ecuatoriano pueda convencer a la asamblea de sus propuestas sobretodo en lo concerniente a la flexibilización de la contratación y despido, una política que de hecho urge hacer en nuestro país no solo para dinamizar la economía de las mypes, tan golpeada en el 2020, sino porque resolvería muchos de los problemas estructurales del mercado laboral como la informalidad y el subempleo que aqueja especialmente a los jóvenes peruanos. Lampadia

La batalla de Guillermo Lasso contra el populismo en Ecuador

Después de un buen comienzo, los problemas se han acumulado para el banquero convertido en presidente

The Economist
14 de octubre de 2021
Traducida y comentada por Lampadia

Después de su sorprendente victoria en las elecciones de Ecuador en abril, Guillermo Lasso, un conservador que se hizo a sí mismo banquero, confundió a los escépticos una vez más al hacer que su presidencia tuviera un buen comienzo. Cumplió una promesa de campaña de vacunar a la mitad de la población en sus primeros 100 días (el 57% ahora está completamente inyectado). Su índice de aprobación se disparó a más del 70%. Pero la última quincena ha sido difícil. Una pelea entre pandillas dentro de una prisión terminó con 119 reclusos muertos. La junta de la Asamblea Nacional devolvió sin debate la iniciativa clave de Lasso, un proyecto de ley para aumentar los impuestos y relajar las restricciones laborales. Y luego, el presidente fue nombrado controlador de varias empresas offshore en un tesoro mundial de documentos denominado Pandora Papers.

La semana pasada, Lasso se sentó con Bello en el modesto palacio presidencial en el blanqueado corazón colonial de Quito. No se avergonzó de los reveses de sus planes. “Me presenté como soy y el pueblo ecuatoriano votó por mí”, dijo. “Se dieron cuenta de que necesitábamos un cambio y que no podíamos seguir con este modelo totalitario y populista que ha empobrecido a los ciudadanos ecuatorianos”.

Se refería a la década en el poder, de 2007 a 2017, de Rafael Correa, un izquierdista populista, que coincidió con un boom petrolero. Correa construyó carreteras y edificios públicos, pero también duplicó el costo del gobierno central en una borrachera de gastos que dejó al país cargado de deudas y casi en bancarrota cuando cayó el precio del petróleo. Correa abusó de su popularidad para acosar a los opositores y los medios de comunicación, y para promulgar una nueva constitución que le dio el control de instituciones supuestamente independientes como fiscales y tribunales.

El país, que ha utilizado el dólar estadounidense como moneda desde 2000, todavía está sufriendo las consecuencias de Correa. Su sucesor elegido, Lenin Moreno, se volvió en su contra mientras luchaba por reducir la deuda y un déficit fiscal del 8% del PBI. Lasso quiere combinar la responsabilidad fiscal con un crecimiento económico más rápido. La recuperación de la recesión pandémica se está acelerando, ayudada por la campaña de vacunación que ha permitido la apertura de escuelas. Su reforma laboral también impulsaría el número de puestos de trabajo al flexibilizar los nuevos contratos.

Lasso promete un "shock de inversión" al eliminar las barreras en el petróleo, la minería, la electricidad y las telecomunicaciones. Ecuador se ha reincorporado a un organismo del Banco Mundial que arbitra disputas con inversionistas extranjeros. El gobierno ha renegociado un acuerdo con el FMI que compromete a Ecuador a un ajuste fiscal que, según Lasso, ahora es "muy suave". La mayor parte del esfuerzo provendrá de una reforma fiscal que es "socialdemócrata" y está dirigida a los ricos, dice Simón Cueva, el ministro de Hacienda.

El gobierno ahora se enfrenta a una elección en su trato con la asamblea, donde la izquierda obtuvo la mayoría. Si corta su proyecto de ley en dos, probablemente pueda obtener la aprobación de la mayor parte del incremento de impuestos. O Lasso podría someter las propuestas a referéndum. “Estamos analizando las alternativas”, dice. “No creo que tengamos que hablar de extremos”, como invocar una cláusula de la constitución que nunca se usó y que le permite desencadenar una nueva elección general.

El presidente enfrenta otras batallas políticas. La asamblea ha comenzado una investigación sobre las inversiones en el extranjero que posiblemente podrían conducir a su juicio político. Dice que cortó todos los vínculos con las empresas en 2017, que los ataques de Correa a los banqueros lo obligaron a invertir en el extranjero y que es el principal contribuyente de Ecuador, contribuyendo con US$ 2.2 millones en impuestos sobre la renta el año pasado.

Leonidas Iza, el presidente de extrema izquierda de la CONAIE, la poderosa organización de pueblos indígenas de Ecuador, amenaza con un “levantamiento” para detener la eliminación de los subsidios a los combustibles. Hace dos años, tal levantamiento casi derrocó a Moreno. Pero la CONAIE está más dividida ahora, e Iza dice que las conversaciones con el gobierno continuarán.

Para prosperar, e incluso sobrevivir, Lasso debe cumplir su promesa de creación de empleo (en la que, por supuesto, su proyecto de ley ayudaría). Le favorece que otras instituciones estén desacreditadas. Pero también necesita transmitir su mensaje de manera más eficaz. Ganó porque la mayoría de los ecuatorianos no querían al candidato sustituto de Correa, pero muchos siguen esclavizados por las ideas populistas. Lasso aún no ha logrado vender su programa económico liberal a la gente, dice Sebastián Hurtado, consultor político. Antes de la década de Correa, Ecuador, un país de muchos volcanes, estaba acosado por erupciones de inestabilidad política. A menos que Lasso pueda persuadir a la gente de su plan, corre el riesgo de volver a eso. Lampadia

Palabras Clave

Artículos Relacionados

Comentarios