• Objetivo: Lograr que los peruanos optemos por una Sociedad de Libre Mercado​
  • Domingo 5 de Abril 2020
  • Lima - Perú
MENÚ
Economía < regresar

Lima-Perú, 12/02/2020 a las 09:02am. por Pablo Bustamante Pardo

Mal lo de Tía María

La economía está estancada

LA COBARDÍA DE CEDER ANTE ANTIMINEROS EN TÍA MARÍA 

La economía seguirá paralizada

Entrevista a Pablo Bustamante, Director de Lampadia
Por Franco Mori Petrovich
Expreso, 11 de febrero de 2020

Pablo Bustamante, director de Lampadia, afirma que el Perú debería estar creciendo al 7%, pero Vizcarra ha preferido continuar la política antidesarrollo de Humala y Kuczynski.

Martín Vizcarra asumió la presidencia en un momento oscuro para la política, por los escándalos de corrupción. Luego, gozó de elevada popularidad y terminó disolviendo el Congreso. Al día de hoy, ¿cómo podemos evaluar lo que va de su mandato?

El señor Vizcarra empezó por una alianza con varios partidos para buscar gobernabilidad; sin embargo, rápidamente se deshizo de ese convenio. Prefirió navegar solo, pero enfrentando al Parlamento, lo que le trajo rápidamente respaldo popular. Su mandato se ha caracterizado por gestos políticos, pero el ámbito del desarrollo no lo podemos abandonar.

-¿Lo ha abandonado?

Mire, el Perú, el año pasado, se empobreció. El hecho de que haya crecido poco más de 2% significa que ha perdido capacidad de reducir la pobreza, de reducir la desnutrición, de implementar obras públicas, de generar bienestar social. Está en rojo.

-Recientemente usted ha tenido duras críticas contra Vizcarra por su postura definitiva respecto del proyecto Tía María…

Me he referido a que el presidente ha cometido una barbaridad, una cobardía peor que la de Poncio Pilatos. Porque se encuentra Vizcarra con una oposición radical liderada por un gobernador medio desequilibrado y con un prestigio terrible –no olvidemos que [Elmer Cáceres] ha sido acusado de violación y tiene fama de borracho-, y es ante la presión de este inefable personaje que dio marcha atrás a Tía María, por medio de un convenio secreto que posteriormente se hizo público.

-¿Va a ceder como con Cáceres ante las radicales bancadas UPP y Frepap?

Desde el nuevo Congreso, no lo creo. Lo que sí tienen es la fuerza en la calle para presionar: uno tiene a los etnocaceristas y el otro tiene a sus feligreses. Ante esa presión, es evidente que va a sucumbir si es que llega el momento.

-“La licencia de construcción no es una licencia social, es parte un procedimiento”, dijo Vizcarra en una entrevista reciente para Canal N…

No existe la licencia social. Es un invento político de la izquierda porque lo que existe es el Estudio de Impacto Ambiental que incluye cualquier cantidad de asambleas o grupos de discusión. La llamada licencia social se da en el proceso, solo que hoy existe una grosera manipulación de los procesos desde que cierta izquierda se empoderó con su éxito en sabotear el proyecto minero de Conga. Después de Conga, esta izquierda se ha desplegado en destruir el sueño de Tía María. Arana ha ido con su gente al valle del Tambo y enervado las cosas. Estamos en una situación donde no hay quien haga contrapeso. El Gobierno debería tener la responsabilidad de ilustrar y calmar a la población, pero ha hecho mutis, ocasionando así que las agendas radicales tengan éxito.

-¿Cuál es la agenda que está detrás de todo esto?

Yo considero que se trata de una agenda pseudoagrarista porque ellos están detrás del postextractivismo, que consiste en una teoría en la que hay que producir lo menos posible e, incluso, no exportar alimentos.

LOS CÓMPLICES
“Más que complacientes yo diría [que algunos periodistas son] “cómplices” del Gobierno. Algunos parecen estar siguiendo instrucciones de Palacio. No creo que haya un acuerdo explícito, simplemente van en la misma dirección y se alimentan de los resultados que genera golpear a un poder del Estado”, dice Pablo Bustamante.

-Recientemente el Presidente anunció 23 proyectos de inversión. En base de lo que conocemos de él, ¿podrá realmente sacarlos adelante?

Ofrecer siempre es fácil. Con esos anuncios no se avanza nada y no creo que haga nada. No se han corregido los problemas de fondo. Estamos en un entrampamiento de liderazgo terrible.

-¿Podría decirse que ha tenido el mandatario mucha muñeca política pero un mal paso en ejecución?

En realidad, no. Yo no diría que se trata de una buena muñeca política porque ha atentado contra la democracia, ¿no? Tiene herramientas políticas poderosas pero usadas para un mal fin.

-¿Fue un atentado contra la democracia disolver el Congreso?

Así es. Hablamos de una cosa absolutamente anormal, cerrar el Congreso porque se le antojó, yendo contra las normas que establecen que el voto de confianza tiene que ser votado explícitamente. Y él simplemente interpretó que no se le dio. Y, claro, con el bombo mediático que recibe dinero del Estado se impuso la idea de que el cierre del Congreso fue algo constitucional.

-¿Diría, entonces, que resulta de mucha importancia que el próximo Congreso se muestre como opositor y fiscalizador al Congreso?

Cualquier institución tiene que proteger sus fueros. Este parlamento que comienza tiene que restablecer el balance de poderes y regular el voto de confianza, para que nunca más un presidente cierre el Congreso con una interpretación antojadiza. La pregunta real es si es que va a lograr defender sus fueros.

-¿Los va a defender?

Lo dudo. No tiene organicidad, no tiene estructura, no tiene coordinación y tiene muy poco tiempo de mandato. No veo todavía cómo se va a lograr una agenda para defender el modelo económico y cómo se va a defender el fuero parlamentario.

– Vizcarra dice que no solo es la falta de eficiencia lo que no permite el desarrollo, sino también la indiferencia del Estado. Y cito: “propongo un gobierno comprometido que vaya, que asista, que escuche”. ¿Son estas las palabras de un presidente o, más bien, de un candidato?

Es lo que ha venido haciendo todo el rato, puras palabras. Y él tiene que saber que es mucho más que ineficiencia: el sector público ha venido teniendo un ritmo de inversión negativo. Si el crecimiento llega por medio de la inversión pública y la inversión privada, veamos cómo está: la inversión pública está en negativo y la privada, paralizada, porque el Gobierno no genera la confianza suficiente.

-Recientemente, el gerente de Estudios Económicos del Banco de Crédito del Perú (BCP), Carlos Prieto, dijo que la economía podría crecer 3 % en el 2020 si la inversión pública alcanza o supera un 8%; sin embargo, proyectó que la inversión privada oscilaría entre 0% y 2%. ¿Comparte usted esta proyección?

Nos está diciendo una mala noticia. Si la inversión privada crece al 2 % o 3 %, eso significa y ratifica que la economía seguirá paralizada. Cuando crecíamos a doble dígito era porque la inversión iba por el 12 %.

-Sin embargo, el MEF anunció que la inversión pública ejecutada creció a S/1,023 millones desde los S/ 542 millones de enero del año pasado. Este, sostiene, es el monto más alto registrado para enero desde que existe esta medición…

El MEF es hoy la caja de resonancia de la agenda del gobierno, cosa que nunca antes había ocurrido. La ministra dijo hace unos meses que su objetivo era el aspecto social, o sea, ¿está abandonando el aspecto del crecimiento económico? Pareciera que sí.

-¿Qué se le viene a Vizcarra?

En las condiciones que estamos, vamos a estar estancados. El Perú debiera estar creciendo 7 % si no fuera porque Humala cortó la década esplendorosa de crecimiento que veníamos teniendo. Todo fue tan mágico que hasta se nos reconocía en la comunidad internacional como una estrella de crecimiento. Aun así, persiste la política antidesarrollo que inició Humala, ratificó Kuczynski y que continuó, lamentablemente, Vizcarra.

NO A LA PENA DE MUERTE
¿Le preocupa que se pueda aprobar la pena de muerte, propuesta de UPP?, fue una pregunta que se le hizo a Pablo Bustamante.

“La decisión sobre la pena de muerte ya la hemos tomado y hay que respetarla. Podemos imponer penas más severas, sí. Pero, pena de muerte, no. No creo en la pena de muerte”.

VIZCARRA TIENE ADICCIÓN A LA POPULARIDAD: Es un oportunista muy hábil que tiene ahora un plan de distensión para no correr riesgos con un congreso atomizado.

¿Quién es Martín Vizcarra, cuál es su perfil político ideológico? ¿Es, quizás, una persona de izquierda?

Yo creo que es una persona sin mayor ideología. Lo que estimo es que ha caído en una trampa llamada popularidad. La popularidad ha sido miel para él y la busca como sea para que no se le acabe. Se trata de una adicción a la popularidad. Él es un oportunista, es muy hábil para acomodarse y tiene, en este momento, un plan de distensión para no correr riesgos con el congreso atomizado que se nos viene.

-¿A qué se refiere con plan de distensión?

Después del episodio de enfrentamiento con el anterior Congreso, ahora acaba de entrar un nuevo Congreso y, a diferencia de su primer ministro, que declaró que harían voto de confianza por los decretos de urgencia, Vizcarra ha salido a hablar con suavidad, con más tranquilidad, con conciliación. Esto es ahora, ya veremos qué ocurre después.

-¿Qué tanto va a poder consensuar Vizcarra con un Congreso tan fragmentado?

Va a ser difícil. No creo que el consenso esté en el Congreso y, más bien, lo que va a hacer el presidente es mantener la influencia de los medios. Los medios son sus bombos que resuenan todo lo que dice y van a conducir a los congresistas por una u otra dirección.

-En su opinión, ¿este congreso va a ser mejor o peor que el anterior?

Este congreso solo representa una fracción de los peruanos porque las elecciones tuvieron un elevado porcentaje de ausentes, votos blancos, votos viciados y, sobre todo, voto de desinterés. La verdadera representación que tiene el Frepap no creo que pase del 5% de la población. Parte de esta población ha castigado a algunas fuerzas, pero también han tenido un voto por una diversidad de grupitos que yo llamo un voto de total desinterés. Yo no creo que sea una victoria para grupos pequeños o resurgimiento de algunas otras fuerzas.

-Vizcarra se reunió con algunas bancadas, entre ellas fuerza popular, sobre la que dijo tener coincidencias.

Es un disparate. No creo que sea verdad que Vizcarra tenga reales coincidencias. Es solo un juego político, es un oportunista. Está tratando de acomodarse nuevamente.

-¿Qué papel va a jugar Acción Popular?

Es impredecible. No creo que haya organicidad en sus representantes. Quiero resaltar algún buen cuadro como Mónica Saavedra, la he visto declarar y parece muy razonable. Ella dice que hay que recuperar el balance de poderes, defender la institucionalidad del Congreso y, pues, caramba, eso ya es un buen avance.

-En este periodo, tendremos a un fujimorismo obligado a dialogar…

Así es y espero que estén a la altura porque hasta ahora no lo han estado.

-¿Se refiere a la bancada del Parlamento 2016-2019?

Sí. Fuerza Popular no ha estado a la altura del diálogo que se necesitaba en el Congreso anterior.

EL PELIGRO DE LA AGENDA RADICAL DE FREPAP Y UPP: Por muchas razones, hay una necesidad imperiosa de movilizar opinión pública, afirma economista.

¿Deberíamos temer a estos grupos radicales que han entrado al Legislativo (Frepap y UPP)?

Hay un problema bien importante. Si bien ellos tienen una fracción pequeña del conjunto de congresistas, saben hacer más ruido que los demás. Tienen el apoyo de la calle y los medios le van a colocar portadas sobre sus ideas. Hay un gran peligro de que la agenda radical de estos grupos se termine introduciendo en la colectividad.

-¿Llegaremos al 2021 con una derecha más dividida que la izquierda?

Lo que hay es una necesidad imperiosa de movilizar opinión pública de parte de la ciudadanía. La ciudadanía tiene que apreciar ya la parálisis de la economía, los problemas de inseguridad, la inacción y debilidades del Gobierno. La ciudadanía debería estar harta no solo de la corrupción. Se requiere de una movilización, una clase dirigente para volver a enrumbar al Perú. Esa necesidad imperiosa está ahí, lo que falta es la acción.

-En medio de esta coyuntura, Odebrecht demanda al Estado peruano ante la CIADI…

Mire, hemos permitido que los funcionarios de Odebrecht se vayan, que se lleven su dinero, que cobren 524 millones por Chaglla y, ahora, hemos permitido que demanden al Perú. Ellos están sentados en Brasil felices de la vida y brindando información con cuentagotas a la Justicia peruana. ¿Qué podemos hacer ante esto?

Pablo Bustamante Pardo, director de la web Lampadia, estudió Ingeniería Industrial en la Universidad Nacional de Ingeniería, además tiene estudios de maestría en Finanzas y Control (UMIST, Manchester, Inglaterra) y de Dirección de Empresas (Kellogg School of Management, Chicago).

Palabras Clave

Artículos Relacionados

Comentarios