• Objetivo: Lograr que los peruanos optemos por una Sociedad de Libre Mercado​
  • Miércoles 12 de Agosto 2020
  • Lima - Perú
MENÚ
OPINIONES < regresar

Gianfranco Castagnola

“La respuesta a la crisis tiene que ser masiva”

Por: Gianfranco Castagnola

Lima-Perú, 30/03/2020 a las 11:03am. Por Gianfranco Castagnola

Entrevista a Gianfranco Castagnola
Por: Joaquín Rey
Perú21, 29 de marzo de 2020

Desde una perspectiva económica, el presidente ejecutivo de Apoyo Consultoría, Gianfranco Castagnola, analiza los efectos que tendrá la emergencia sanitaria por el coronavirus en nuestro país y advierte que la forma de enfrentar esta crisis será a través de dos vías: la economía familiar y la actividad productiva.

¿Qué tan duro será el golpe que esta pandemia dará a nuestra economía?

Estamos enfrentando la mayor crisis mundial de los últimos 100 años en época de paz, poniendo de lado la Segunda Guerra Mundial. Es un territorio inédito por cuatro características. Primero, es una crisis que ha generado una inmensa disrupción en la actividad productiva, a diferencia de otras en las que solo había un ajuste en el gasto de familias y empresas. En segundo lugar, la velocidad con la que se ha destapado es inédita. Las crisis normalmente llegan poco a poco hasta que detonan¸ahora ha ocurrido en dos o tres semanas. En tercer lugar, la crisis tiene una gran profundidad. Y cuarto, toma a todo el mundo. En crisis anteriores existía una parte de la economía mundial que jalaba al resto. En 2007 o 2008, países emergentes como China siguieron funcionando y ayudaron a la recuperación. Hoy día todo el planeta está en crisis y entrando como en un dominó. Además, está el factor incertidumbre. ¿Cuándo vamos a poder controlar la expansión de este virus?

¿Cómo será el impacto en término de empleos y sueldos?

En marzo tenemos más de la mitad de toda la capacidad productiva del país paralizada u operando a niveles muy bajos. En Apoyo Consultoría estimamos que el PBI en este mes va a caer 20%. Además, tienes a menos de la quinta parte de los adultos en las ciudades trabajando. Según la encuesta de Ipsos, el 25% ha perdido su trabajo.

¿Cuál es su estimación de crecimiento para el año?

Estimamos que el PBI, este año, caerá 4.5%; esto si hay una respuesta adecuada del Gobierno.

El Ministerio de Economía proyecta un crecimiento del 2%. ¿Peca de optimista?

La verdad es que son muy optimistas. Este año será de contracción económica de todas maneras. Si termina siendo 5% o 6% no me sorprendería. Estamos ante una disrupción de la actividad productiva. El Perú no puede producir a niveles de una situación normal, y si a esto le agregamos que también las familias y las empresas deberán tener un comportamiento mucho más conservador y con menos ingresos, indudablemente estamos en una tormenta perfecta, y nadie del mundo nos va a venir a rescatar. No va a venir ningún motor externo que nos saque de la crisis interna.

¿Qué tan preparado está el Perú para enfrentar una crisis de esta magnitud?

La respuesta a esta crisis tiene que ser masiva, a niveles que nunca hemos visto. En esto quiero ser enfático: nunca en nuestra historia moderna el Perú ha estado mejor preparado desde el punto de vista económico. No me refiero a la parte de salud, donde sabemos todas las carencias de nuestro sistema. Tenemos un Estado que tiene recursos como nunca los ha tenido producto de 30 años de disciplina fiscal férrea. Tenemos empresas con una situación patrimonial relativamente sólida y un sistema financiero más sólido que nunca; estamos muy bien preparados. Sin embargo, aunque hemos avanzado mucho en reducción de pobreza, todavía tenemos familias muy vulnerables.

Para abordar este problema el gobierno ha propuesto el bono de S/380. ¿Es una estrategia acertada?

Para atacar esta crisis hay dos frentes: el de la economía familiar y el de la actividad productiva. En el frente familiar, creo que la manera en que el gobierno está apoyando a las familias vulnerables es la correcta. Ahí puedes dar dinero o bienes, pero dar dinero es mucho más práctico, incluso en términos logísticos. Nuestro sistema financiero se ha puesto al servicio del país y es la carretera para llegar a estas familias vulnerables.

Se beneficiará a 2.7 millones de familias pobres y a 800,000 independientes. ¿Es suficiente?

Por ahora es suficiente. Si bien ha habido un gran esfuerzo de focalización, pueden haber errores de gente que debió entrar y quedó fuera, pero hay tiempo para corregir. Creo que debe replicarse para la segunda mitad de la cuarentena y marginalmente ampliarse a algunos sectores informales que pudieran haber quedado afuera.

¿Qué opina de las medidas que apuntan al sector formal, como el retiro de hasta S/.2,400 de la CTS y la suspensión de aportes a las AFP en abril?

Muchas familias de clase media o media baja tienen un miembro trabajando en el sector formal que contribuye a la economía familiar, esto debería ayudarlos. Ahora, yo hubiera preferido atacar más por el lado de la CTS porque es un mecanismo voluntario. Si la necesitas recurres a la CTS y si no, la dejas. Tocar los fondos de la AFP siempre es una medida más discutible, pero entiendo que lo que busca el gobierno es poner mayor liquidez disponible para las familias.

Se ha sugerido la liberación parcial de los fondos de las AFP para inyectar liquidez.

Una medida así hubiera podido funcionar para personas que tienen pequeños fondos acumulados y que actualmente no contribuyen, como independientes que tuvieron un periodo corto en el sector formal, quizás. En general, creo que hay que pensarlo dos veces antes de tocar los fondos previsionales.

¿Qué opinión le merece el subsidio de 35% para que las empresas cubran parte del sueldo de trabajadores que ganan menos de 1,500?

Es una medida positiva. Cuando digo que más de la mitad del sector productivo del Perú está paralizado o produciendo por debajo de su capacidad normal, estamos hablando de miles de empresas que no van a tener ingresos este mes, pero van a tener que pagar planillas, servicios, proveedores, impuestos. ¿De dónde va a salir eso? La medida está orientada a preservar trabajos de bajo sueldo en empleadores masivos. Recordemos que en muchas economías las empresas se ajustan rápidamente despidiendo gente. En Estados Unidos estamos viendo cómo en una semana tres millones trescientos mil personas han pasado al desempleo. En el Perú no es posible por la rigidez laboral. Por eso, esta medida, aunque menor, es un alivio para la actividad productiva.

Las medidas adoptadas por el gobierno están más centradas en las familias que en las empresas. ¿Este balance es adecuado?

Para juzgar el paquete del Ejecutivo tenemos que esperar a que salgan todas las medidas que, imagino, se darán en los próximos días. En un primer momento el Ejecutivo ha querido priorizar a familias vulnerables, familias formales, pymes, y ha soltado solo una medida que puede ayudar a empresas medianas o grandes. Yo esperaría a que en los siguientes días haya medidas orientadas a que no se rompa la cadena de pagos, esto es fundamental; si no se dictan estas medidas, la crisis puede llegar a niveles descomunales. Muchas empresas, al no tener ingresos, pueden pasar muy rápidamente de la liquidez a la insolvencia y ahí estaríamos destruyendo empresas, capacidad productiva y empleos.

¿Cuánto estima que tomará rehabilitar nuestra capacidad productiva?

Depende de la profundidad y duración de esta crisis. Volver a la normalidad, a los niveles productivos que tuvimos en diciembre o enero, con suerte será en la segunda mitad del próximo año.

Estados Unidos ha anunciado un paquete de estímulo del 10% del Producto Bruto Interno. ¿Qué tan ambicioso debería ser el de Perú?

Creo que deberíamos apuntar a, por lo menos, 4%, 5% o 6%. Reitero, es mejor equivocarnos por un exceso que por una carencia. Chile está sacando un paquete de entre 4% y 7%.

¿Qué recomendaciones haría a las familias?

Tenemos que ser prudentes en el gasto, muy austeros hasta que haya una luz al final del túnel y claridad de cuándo saldremos. Sencillamente hay que ajustarnos. Habrá una nueva realidad en la que, además, nuestras costumbres sociales van a cambiar. Hay gente que puede hablar mucho mejor que yo de esto, pero definitivamente estamos hablando de un mundo distinto.

¿Y qué recomendaciones tendría para los gerentes o dueños de empresas?

Todas las empresas van a estar muy concentradas en ver cómo se vuelven más eficientes, cómo cortan gastos, cómo todo aquello que no contribuye directamente al proceso productivo se pospone o se deja. Muy probablemente veremos inversiones que se posponen hasta que no haya claridad de cuándo salimos de esto.

¿Cuál debería ser el rol del Banco Central de Reserva?

El MEF y el BCR han reaccionado muy bien hasta ahora, considerando lo repentina que ha sido la crisis. Hay que darles tiempo para que en los siguientes días sigan sacando medidas. Lo que se ha hecho hasta ahora no será suficiente, pero no lo criticaría hasta no conocer todo lo que viene por delante.

¿Cómo califica el manejo de la crisis por parte del presidente Vizcarra?

Ha demostrado un liderazgo importante, que transmite a la ciudadanía que la situación está bajo control. Creo que todos estamos de acuerdo con la cuarentena porque es un reconocimiento de la precariedad de nuestro sistema sanitario, que no hubiera resistido medidas intermedias. La respuesta del gobierno, hasta ahora, ha sido de un manejo totalmente positivo. En una crisis así se necesita un comando único para lidiar con los frentes sanitario, económico y de seguridad. Ese rol corresponde al Gobierno y haría mal el Congreso en interferir aprobando normas por su cuenta o distrayendo a los ministros con presentaciones o propuestas preocupantes. A todos los riesgos que estamos viviendo añadirle el del populismo sería muy malo.

DATOS
- Gianfranco Castagnola es presidente ejecutivo de Apoyo Consultoría y presidente del Directorio de AC Capitales SAFI.

- Es director de diversas empresas privadas e instituciones sin fines de lucro. Asimismo, ha sido director del Banco Central de Reserva y presidente del Patronato de la Universidad del Pacífico y de la Cámara de Comercio Italiana.

Palabras Clave

Ver más artículos
Comentarios