La mayoría silenciada | Lampadia
  • Objetivo: Lograr que los peruanos optemos por una Sociedad de Libre Mercado​
  • Martes 16 de Agosto 2022
  • Lima - Perú
MENÚ
OPINIONES < regresar

Julio Luque

La mayoría silenciada

Por: Julio Luque

Lima-Perú, 23/06/2022 a las 10:06am. Por Julio Luque

“Si centramos el análisis en el mundo empresarial, la carga de noticias negativas es aún mayor... Existen infinidad de empresas que actúan con integridad”.

“Good news, no news” es una frase que utilizan los anglosajones para describir aquello que en español conocemos como “las buenas noticias no venden”. Las malas noticias llenan las primeras páginas de los periódicos, abren los noticieros y son tendencia en redes sociales. Es innegable que, a mayor desgracia, mayor audiencia. Si centramos el análisis en el mundo empresarial, la carga de noticias negativas es aún mucho mayor, porque a la natural propensión al escándalo se suma la agenda de un cada vez mayor grupo de personas que por razones ideológicas tienen como objetivo cuestionar la actividad privada y sembrar la desconfianza de la ciudadanía en las empresas.

Existen, más de lo que quisiéramos, empresarios que no actúan con integridad y que no respetan las leyes. Ese no es el punto. El punto es que se genera una visión distorsionada de la actividad empresarial cuando se decide difundir las acciones de una minoría e ignorar al mismo tiempo a esa mayoría que hace empresa respetando las leyes y actuando con integridad, promoviendo así el bienestar de la sociedad.

Hago estas reflexiones a raíz de que acabo de terminar de leer Moonshot, el libro que ha escrito Albert Bourla, el CEO de Pfizer, en el que cuenta la fascinante historia de la creación y comercialización de la vacuna contra el covid-19. Es sin duda unos de los principales logros de la empresa privada en la historia: salvando millones de vidas, no solo por disminuir drásticamente la mortalidad de la enfermedad sino por permitir al mundo regresar a una actividad económica normal. Bourla relata cómo en muchas de sus decisiones primó el criterio de la equidad antes que el de la rentabilidad.

La decisión más compleja fue, por supuesto, la fijación del precio de la vacuna. Es evidente que, ante una demanda alta, casi desesperada, y una oferta muy limitada por las capacidades de producción y la dificultad de obtener los más de 280 componentes que integran la vacuna, Pfizer podría haber fijado el precio casi en cualquier nivel. Decidieron sin embargo calcular un primer precio teórico de la misma manera que lo hacen para el resto de sus vacunas y medicinas: el precio no puede ser mayor al ahorro que se produce en el sistema sanitario por utilizar un medicamento. Es un cálculo simple, matemático, que no toma en cuenta las vidas que se salvan ni el menor sufrimiento de los pacientes (imposible de asignarles un valor, por cierto). El resultado de este cálculo los dejó atónitos: podrían cobrar hasta 600 dólares por dosis. Si bien vender las vacunas a este precio hubiese hecho de Pfizer la empresa más rentable del mundo en el corto plazo, fueron conscientes que esta no era la manera correcta de actuar en medio de una pandemia global que mataba millones de seres humanos y condenaba a la pobreza a muchos más por la paralización de la actividad económica. Entonces, decidieron fijar el precio al mismo nivel de las vacunas más baratas (de cualquier tipo) comercializadas en ese momento: entre 20 y 30 dólares por dosis. Este precio se utilizó para los países de altos ingresos y se aplicó una escala de descuentos para los países con menor PBI x cápita; los países considerados pobres recibieron la vacuna al costo.

Si bien el caso de Pfizer es probablemente único por el enorme impacto que ha tenido en el bienestar de la humanidad, no es menos cierto que existen en el Perú y en el mundo infinidad de empresas que actúan con integridad, privilegiando el bien común sobre su rentabilidad.

Lamentablemente, aunque pocos medios sí son responsables, poco leeremos acerca de estos casos porque las buenas noticias no venden. El sesgo ideológico de quienes tienen la responsabilidad de informar los conduce a resaltar lo malo sobre lo bueno, con la intención de generalizar la conducta poco ética de seudoempresarios.

Por: Julio Luque, Director de Empresarios por la Integridad
Gestión, 23 de junio del 2022

Palabras Clave

Ver más artículos
Comentarios