Rusia intenta aumentar su presencia en Latinoamérica | Lampadia
  • Objetivo: Lograr que los peruanos optemos por una Sociedad de Libre Mercado​
  • Lunes 24 de Enero 2022
  • Lima - Perú
MENÚ
LECTURAS SUGERIDAS < regresar

Lima-Perú, 03/03/2015 a las 06:03pm. por Lampadia

Rusia intenta aumentar su presencia en Latinoamérica

Comentario de Lampadia

Como ya comentamos anteriormente (ver en Lampadia: El Perú debe sumarseal boicot contra Rusia, debemos estar lo más alejados posible de Rusia. Su presencia en la región no debe ser alentada y además debemos sumarnos a las represalias de los países europeos y de EEUU.

La situación rusa no es broma ni una aventura pasajera, evidentemente Putin está decidido a emplear cualquier arma y acción para recrear un imperialismo ruso que va más allá de “recuperar la población rusa abandonada en países extranjeros” después de la caida del imperio soviético. Putin también evitó que occidente interviniera oportunamente en Siria después del genocidio de Assad con su propia gente. Apoya a ISIS, Boko Haram y todas las malas causas que afectan la paz.

Moscú cooperará en la construcción de una planta nuclear argentina y explora negocios en el sector agrícola.

Por María Starostina (De “El Mercurio” de Chile)

(El Comercio, 01 de Marzo de 2015)

Aunque algo revuelto, el ambiente geopolítico actual podría abrir una oportunidad para que el largo coqueteo entre Rusia y América Latina se convierta en algo más serio. La relación que comenzó a desarrollarse tibiamente tras la desintegración de la URSS en 1991 hoy promete alcanzar un nuevo nivel, en vista del deseo de Moscú de romper con el aislamiento impuesto por las potencias occidentales y la necesidad de la región de buscar nuevos mercados, tras la desaceleración de la economía china.

El gobierno del presidente Vladimir Putin ha dicho públicamente que planea aumentar su presencia en el mercado energético y armamentístico latinoamericano y llamó a los empresarios a aprovechar la oportunidad.

En los últimos 20 años los rusos han ido entrando en los negocios latinoamericanos paulatina, pero consistentemente: desde 1992 hasta el 2013, el intercambio entre Rusia y Latinoamérica creció más de 12 veces. No obstante, el volumen comercial de US$18.900 millones en el 2013 “es casi vergonzoso”, teniendo en cuenta el potencial de cooperación, admite el vicedirector del Instituto de Latinoamérica de la Academia de Ciencias de Rusia, Vladimir Súdarev.

“Hay muchas posibilidades que no se utilizan, como por ejemplo, las centrales termoeléctricas compactas elaboradas en San Petersburgo, que por sus cualidades podrían servir bien en los países con alta actividad sísmica, como Chile”, explicó a este diario.

Intereses prioritarios

Entre las metas del Kremlin en la región está cambiar el carácter básico de sus exportaciones: en el 2013, el 41% de los productos enviados a Latinoamérica fueron los fertilizantes y un 11% correspondió a petróleo y sus derivados. Ahora los rusos apuestan por la mercancía de alta tecnología.

En el caso de Brasil, el principal socio comercial de Rusia en la región, el intercambio comenzó tan solo con productos agrícolas en 1997, cuando se firmó el acuerdo de cooperación bilateral. Actualmente, Moscú y Brasilia hacen hincapié en estrechar los lazos en el ámbito técnico-militar e incluso espacial. En particular, los brasileños están interesados en la compra de más helicópteros de ataque Mi-35 y sistemas de defensa antiaérea.

Según Súdarev, el interés en la tecnología militar rusa podría aumentar significativamente en el 2015, después de que en el Perú empiece a funcionar la base de mantenimiento de los helicópteros, lo que fue acordado por el ministro de Defensa de Rusia, Serguei Shoigu, durante su visita a Lima a finales del año pasado. “La creación de esta base en el Perú podría atraer la atención de los compradores de varios países del continente”, señaló Súdarev.

Pero el proyecto estrella de este año para Moscú sería la participación del consorcio ruso Inter RAO UES en la construcción de la central hidroeléctrica Chiuido-1 en Argentina. Además, los ingenieros rusos cooperarán en la construcción de Atucha IV, con un valor de US$2 mil millones, la primera central atómica que se alimentará con uranio enriquecido y agua liviana en este país.

El sector energético es una de las prioridades de Moscú en Latinoamérica: Hoy los equipos rusos se utilizan en siete centrales hidroeléctricas de Argentina, cinco instalaciones de Brasil y dos de Chile.

El presidente del Fondo Internacional de Cooperación para las Inversiones, Boris Khrul, afirmó desde Moscú a “El Mercurio” que los inversionistas rusos muestran gran interés hacia nuestra región.

Según Khrul, gracias a las sanciones impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea (UE) contra Moscú por su rol en la crisis ucraniana, las relaciones entre Rusia y América Latina empezaron a desarrollarse de una forma “más exitosa”. Actualmente, se estima que las inversiones rusas en la zona son de 50 mil millones de dólares.

Nuevos nichos

Tradicionalmente, Rusia importa de la UE una gran parte de los alimentos (40% de todos los productos que se consumieron en el 2013) y en vista de las prohibiciones impuestas por las potencias de Occidente, en el mercado ruso quedaron muchos nichos por llenar. Por ejemplo, el salmón chileno podría sustituir al noruego o sus manzanas reemplazar a las polacas.

Tatiana Mashkova, directora ejecutiva del Consejo Empresarial Rusia-Chile y asesora del Comité de Cooperación Económica con los Países Latinoamericanos, destacó que, aparte de los tradicionales productos agrícolas, Chile ya ofreció a Moscú unos “interesantes” programas informáticos para el despegue y aterrizaje de los aviones.

Mientras tanto, a principios de marzo, los rusos enviarán unos 50 autos de la empresa Avtovaz (modelos Niva, Granta y Kalina) para homologarlos en el mercado chileno, destaca Mashkova, quien cree que los volúmenes de venta podrían aumentar significativamente en el futuro.

Palabras Clave

1
Comentarios