• Objetivo: Lograr que los peruanos optemos por una Sociedad de Libre Mercado​
  • Sábado 8 de Agosto 2020
  • Lima - Perú
MENÚ
LECTURAS SUGERIDAS < regresar

Lima-Perú, 17/03/2015 a las 05:03pm. por Lampadia

Otros comentarios de aquí y de allá

Comentado y glosado por Lampadia

Adjuntamos algunas notas a las que consideramos hay que darles un cierto contexto para que sean aquilatadas en su debida importancia.

1. Toledo ofrece claves para el crecimiento en la región

(Correo, 15 de Marzo de 2015)

El expresidente Alejandro Toledo acaba de lanzar en Estados Unidos su más reciente libro, La sociedad compartida: una visión sobre el futuro global de América Latina (Redwood Press), que cuenta con la recomendación para su lectura del expresidente de los Estados Unidos William “Bill” Jefferson Clinton, del expresidente de Brasil Fernando Henrique Cardoso y del prestigioso economista estadounidense de origen japonés Francis Fukuyama.

“Luego de dos años de investigación en el Center of Democracy, Development and Rule of Law (CDDRL), de Stanford University, presento esta obra, un análisis prospectivo sobre el futuro de la región, sus potencialidades, fortalezas y debilidades institucionales y – lo más importante- el reto que tenemos para no perder lo avanzado, y ya no solo crecer, sino compartir los beneficios del crecimiento. La sociedad compartida es una esperanza, una promesa y una invitación a la acción”, escribió el exmandatario en su cuenta en Facebook.

El libro viene antecedido de varios comentarios importantes de gente como Bill Clinton, Francis Fukuyama y Fernado Cardoso. Esperamos, que a diferencia de su anterior trabajo preelectoral del 2010, tenga sustento en los aspectos que pueden mover la aguja del desarrollo. Su anterior trabajo no mencionaba, ni un sola vez, la importancia de la inversión para el crecimiento de la economía.

2. Militar que “saboteó” caso Madre Mía trabaja en PCM

(Expreso, 15 de Marzo de 2015)

Con la designación del coronel EP Luis Pereyra en la Dirección de Investigación de la Presidencia del Consejo de Ministros, se consagra una política del gobierno de Ollanta Humala, de pagar la complicidad de ciertas personas con el dinero público, denuncio el expremier Jorge del Castillo.

“Este gobierno realiza un festín de cargos de confianza a quienes ayudaron a que haya impunidad para las acusaciones. El coronel Pereyra fue el que perdió el legajo del ahora presidente Humala, extraviándose la parte que detallaba su paso por Madre Mía, donde habría asesinado a un grupo de la población”, manifestó a Expreso.

(…) Del Castillo también se refirió al caso de Wilder Casiqui Alvizuri, quien fue el juez que sacó a Ollanta Humala del caso Andahuaylazo, y apenas empezó este gobierno fue designado como asesor en la Sunarp, con un sueldo dorado.

“Lo extraño es que la mayoría de favores se pagan vía la PCM. Ya vimos que de allí le pagaban a la hija de Urresti, a la hija de Abugattás, y no pasaba nada”. (…) agregó el aprista.

Sin comentarios

3. Servidor afín a MRTA reorganizará la Dini

Por César Rojas

(Expreso, 15 de Marzo de 2015)

Diez días después de entrar en Palacio de Gobierno – el 08 de agosto de 2011-, Ollanta Humala sacó a Guillermo Obando Arbulú de la Subdirección de la Dirección de Inteligencia. Ayer lo designó secretario técnico en la comisión reestructuradora de esta misma dependencia, a pesar de que en un momento fue vinculado al MRTA.

“Hay una fotografía en la que se aprecia a dicho personaje con el “Camarada Dimas” en Miami, celebrando la compra de armamento para los remanentes del terrorismo en el Perú. Esta foto fue publicada por la periodista Catherine Lanceros en el diario Correo en enero de 2014. Nadie dijo nada a pesar de que el “Dimas” está buscado por la Interpol y resulta irónico tener en el Sistema de Defensa Nacional a un cómplice de un terrorista”, sostuvo en su momento salas.

Sin comentarios

4. El gobierno lo sigue pensando

Por Jorge Morelli

(Expreso, 15 de Marzo de 2015)

La Comisión de Defensa del Congreso aprobó esta semana la iniciativa que desde hace cuatro años reitera incansablemente el congresista Carlos Tubino, de retomar la política de interceptación de las narcoavionetas en vuelo, que vienen del extranjero a llevar droga desde el Perú.

Incluso Devida, la institución que ejecuta la política antidroga, sabe que es lo único eficaz. Su jefe declaró hace poco que se necesitaban los radares y sugirió donde ubicarlos. Esta archidemostrado. Quince años atrás, las narcoavionetas venían de Colombia al Huallaga a comprar hoja de coca, la materia prima. El derribamiento de más de cien de ellas redujo en tres cuartas partes el área sembrada de coca en el Perú.

Durante el quinquenio de Toledo, un grave error humano causó el derribamiento de la avioneta de una familia de misioneros norteamericanos. Estados Unidos retiró sus radares. Toledo firmó un convenio vigente hasta hoy por el que suspendió la interceptación. No vamos a especular aquí sobre la naturaleza del error que permitió poner fin a la única política que ha funcionado contra el narcotráfico. La transcripción de las comunicaciones entre las aeronaves ha sido publicada. El hecho es que hoy, quince años después, el Perú sigue paralizado por ese convenio.

Obviamente, ello requiere decisión política. Pero el gobierno humalista aun lo está pensando.

Las narcoavionetas no vienen hoy ya desde Colombia. Vienen desde Bolivia y Brasil al valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), a razón de una veintena de vuelos diarios. Y no compran ya materia prima, sino el producto terminado: cocaína.

La decisión política de interceptar nuevamente las avionetas con el marco legal adecuado, previo protocolo internacional de señales universalmente conocido. La demanda se retraerá, el precio se derrumbará, los cocaleros se pasaran a cultivar otros productos. Pero el gobierno lo sigue pensando…

Urge se tome la decisión de reiniciar las interceptaciones con las debidas salvaguardas. Como se ve en las cifras indicadas por Jorge Morelli, la frecuencia de vuelos ilegales sigue creciendo sin control alguno.

5. El Estado Islámico amplía sus fronteras por Asia y África

Más allá del califato establecido en Iraq y Siria, la organización yihadista crea provincias en varios países. Este “crecimiento canceroso”, según los expertos, es especialmente preocupante en Libia y Egipto.

Por Francisco Carrión

(El Comercio, 15 de Marzo de 2015)

Hace unos días el autodenominado Estado Islámico (EI) recibió la última muestra de adhesión desde Nigeria, a miles de kilómetros de su califato. Boko Haram juró lealtad a Abu Bakr al Baghdadi, el cabecilla de la organización yihadista, tras meses de acercamiento. “Boko Haram se aproximó al EI al adoptar su estética mediática. Nigeria y Túnez (a través del batallón Uqba bin Nafi, rama local de Al Qaeda en el Magreb Islámico) pueden ser los próximos lugares de expansión”, señala a El Comercio el reputado experto en yihadismo Ayman al Tamimi.

Desde agosto del año pasado, los cientos de bombardeos lanzados por Estados Unidos sobre las posiciones del califato no han impedido que la organización yihadista continúe forjando su estructura en Siria e Iraq –donde controla un tercio de sus territorios– ni han detenido la expansión internacional de su terror, con el desfile de grupos jurando lealtad a Al Baghdadi y el establecimiento de provincias allende sus dominios, desde la orilla sur del Mediterráneo hasta tierras curtidas en la yihad como Afganistán y Pakistán.

El califato, instaurado en junio del 2014, ha logrado cambiar el mapa del Medio Oriente. Una suerte de país, con una nueva organización, ha dinamitado el acuerdo Sykes-Picot. “Hay varias razones detrás del establecimiento de provincias del EI en Siria e Iraq. En setiembre del 2014, por ejemplo, el grupo creó la provincia de Faluya para demostrar su control sobre la ciudad y derrotar a movimientos rivales como el ejército de Al Naqshbandia (formado por miembros del partido Baaz de Saddam Hussein) y Jaysh al Muyahidin”, detalla Al Tamimi.

Desde entonces, ha ido modelando su mapa con nuevas ‘wilayat’ (provincias). Las últimas, las de Al Yazira y Tigris, fueron anunciadas a fines de febrero y se extienden por el norte de Iraq. La organización yihadista –con Raqqa, en Siria, y Mosul, en Iraq, como capitales de su entramado– reproduce un mismo patrón: las provincias están formadas por ‘qawati’  (municipios) administrados por un comandante militar, un líder a cargo de la seguridad y un emir que rinden cuentas al ‘wali’ (gobernador de la provincia). “Los líderes provinciales no viven en el territorio que gobiernan. Así, los gobernadores de Minbij, Al Bab y partes de

Deir Ezzor incluidas en la ‘wilayat’ Al Jair suelen residir en Raqqa o Shaddadi”, recalcan Hassan Hassan y Michael Weiss en el reciente ensayo “ISIS, dentro del ejército del terror”.

La sed de poder ha llevado al EI a superar su territorio en busca de lugares donde extender su ley e influencia. Una miríada de grupos, muchos vinculados a la decadente Al Qaeda, ha voceado su ‘baya’ (juramento de lealtad) al califa. A menudo, tras aceptar las adhesiones, el EI ha proclamado el establecimiento de nuevas provincias extramuros del califato. Así sucedió hace cuatro meses cuando Ansar Beit al Maqdis, la organización que ha puesto en jaque a las fuerzas de seguridad egipcias, rindió pleitesía a Al Baghdadi. El EI celebró el paso con la creación de la provincia del Sinaí. “El EI piensa que puede expandirse aunque no haya pruebas de una presencia significativa de seguidores en zonas como Yemen. En todo caso, la firma de una alianza no conlleva la creación automática de una provincia. Ansar al Tawhid, en India, juró lealtad en octubre del 2014, pero el EI no ha anunciado la provincia de India porque no considera al grupo lo suficientemente grande y poderoso”, precisa Al Tamimi.

De momento, aparte del Sinaí, el califato ha desplegado provincias en Afganistán, Pakistán (bautizada como Jorasán), Yemen –en las gobernaciones de Saná y Dhamar–, Argelia, Arabia Saudí –denominada Al Haramain, los dos santuarios– y Libia, donde cuenta con tres sucursales: Trípoli (responsable de la reciente decapitación de 20 cristianos egipcios), Fezzan y Barqa. Pese a las reclamaciones del EI, solo sus afines en Libia y Egipto controlan territorio y gozan de viabilidad a corto plazo.

El libio es el caso más paradigmático. “En Libia el EI envió a un emisario oficial para ayudar a establecer el minicalifato de Derna. Oriundo de Yemen, el comandante gobierna la ciudad en nombre del EI a través del Consejo de la Shura de la Juventud Islámica. Derna es un ejemplo de cómo planean cosechar ganancias transnacionales”, indica a El Comercio Veryan Khan, directora de TRAC (Consorcio de Análisis e Investigación en Terrorismo). Las ambiciones del EI contrastan con la insistencia de la administración Obama por restringir la acción a Siria e Iraq. “Este crecimiento canceroso del EI debería activar las alarmas y, lo más importante, la demanda de una estrategia para una acción de mayor calado. Los ataques aéreos no han logrado desmantelar el grupo”, advierte Rita Katz, directora del SITE, una página web dedicada a rastrear la actividad yihadista.

6. Estado Islámico atacaría la Casa Blanca, la Torre Eiffel y el Big Ben

(Perú 21, 14 de Marzo de 2015)

La milicia terrorista Estado Islámico (EI) amenazó con atacar varios objetivos en Occidente, entre ellos la Casa Blanca en Washington DC, el Big Ben de Londres y la Torre Eiffel de París.

Las amenazas fueron dadas por el portavoz del grupo islamista, Abu Mohammed al Adnani, a través de un mensaje de audio difundido hoy en Internet. Además, apeló a los musulmanes de todo el mundo a unirse al califato y luchar contra los “infieles”.

En el audio que circula por Internet, al Adnani aceptó la adhesión del grupo terrorista nigeriano Boko Haram: “Les anunciamos la expansión hacia África Occidental. El califato ha aceptado el juramento de lealtad de nuestros hermanos en la guerra santa y les felicitamos”.

Días atrás, Boko Haram juró lealtad a EI. La milicia nigeriana ha asesinado a la fecha a más de 13,000 personas en el norte del país africano y ha provocado la huida de más de 1.5 millones de personas de sus aldeas.

Los atentados contra lesa humanidad, lesa cultura, la expanción territorial del Califato y la captura de las mentes de individuos que habitan en distintas partes del mundo es una de las mayores amenazas para la humanidad. Tal como hemos venido afirmando en Lampadia, la Reina Rania de Jordania sostiene que esta plaga violentista debe ser combatida en primera fila por los verdaderos musulmanes y los países árabes, secundados eficientemente por occidente. Lamentablemente, como se ha comentado en otros despachos, mientras el mundo sufre semejante afrenta, Putin pretende debilitar y distraer a occidente. Una situación inédita que para superarse requiere de un liderazgo adecuado que aún no emerge.

Palabras Clave

1
Comentarios