Dilma Rousseff hasta el cuello | Lampadia
  • Objetivo: Lograr que los peruanos optemos por una Sociedad de Libre Mercado​
  • Martes 16 de Agosto 2022
  • Lima - Perú
MENÚ
LECTURAS SUGERIDAS < regresar

Lima-Perú, 17/03/2015 a las 05:03pm. por Lampadia

Dilma Rousseff hasta el cuello

Comentado y glosado por Lampadia

Continua el escándalo del “Petrolao” y se acerca cada vez más a la propia Presidenta de Brasil.

Ya hemos comentado en Lampadia como las grandes empresas estatales, especialmente las petroleras, se prestan para el desarrollo de procesos de corrupción descontrolados entre funcionarios y políticos corruptos y empresarios, igualmente, corruptos. Ver en Lampadia: El escándalo de Petrobras evidencia agotamiento de modelo izquierdista - El Estatismo alienta la corrupción e ineficiencia.

Así sucumbe el modelito de empresa estatal de Humberto Campodónico y la izquierda tradicional peruana. Ya es hora que tengamos claro que las empresas del Estado tienden a operar sin control alguno.

¿Se imaginan ustedes que si Electro Sur Este, que opera en Apurímac, Cusco, Madre de Dios y la provincia de Sucre en Ayacucho, hubiera sido una empresa privada, Osinermin y el Ministerio de Energía y Minas, no le hubieran caído encima hace rato? Si así hubiera sido no tendríamos que lamentar, ahora, los sucesos de Andahuaylas.  

1. “Partido de Dilma recibió coima de US$200 millones”

(La Primera, 11 de Marzo de 2015)

Un ex ejecutivo de Petrobras dijo el martes en una audiencia en el Parlamento que el partido gobernante de Brasil, el Partido de los Trabajadores, recibió hasta 200 millones de dólares como resultado de contratos con la petrolera estatal, reiterando públicamente afirmaciones que había hecho antes ante la fiscalía.

Pedro Barusco, ex ejecutivo del departamento de servicios de Petrobras, dijo que él recibió pagos desde 1997 y montos mayores de dinero a partir del 2004.

El tesorero del Partido de los Trabajadores Joao Vaccari, y Renato Duque, quien antes dirigió el departamento de servicios, también se beneficiaron, remarcó. Barusco estimó que el tesorero del partido de la presidenta Dilma Rousseff recibió entre 150 y 200 millones de dólares entre los años 2003 y 2014, basándose en los porcentajes de los contratos que él mismo recibía.

“Una parte para mí, una parte para ellos”, dijo Barusco, quien prometió devolver 97 millones de dólares a las arcas públicas como parte de un acuerdo al que accedió con los fiscales para evitar ser encarcelado. Barusco habló mientras el escándalo de Petrobras crece, con decenas de legisladores implicados en las investigaciones.

Cuarenta personas, entre ellas otros dos ex ejecutivos de Petrobras, fueron acusadas en la sureña ciudad de Curitiba y 14 están encarceladas a la espera de una sentencia. Muchos son ejecutivos de las empresas de ingeniería más importantes de país, acusadas de formar una organización que canalizaba fondos de contratos de Petrobras, supuestamente para enriquecimiento propio y de políticos.

Barusco dijo que recuerda haber visto a este cartel activo por primera vez en un contrato para construir la refinería Abreu e Lima en el noreste de Brasil, el mayor proyecto individual de inversión en la historia de Petrobras, y en Comperi, una refinería en las afueras de Río de Janeiro.

Abogados defensores dijeron esta semana a Reuters que esperan los primeros veredictos de los casos en Curitiba en alrededor de un mes, mientras el foco del caso pasa a los políticos que serán juzgados por la Corte Suprema. Rousseff, quien era directora de la petrolera cuando se produjeron buen parte de las estafas, negó repetidamente haber tenido conocimiento de los hechos de corrupción.

2. Partido de Dilma Rousseff institucionalizó la corrupción en Petrobrás

(La República, 11 de Marzo de 2015)

El exgerente de Petrobras, Pedro Barusco, afirmó que la corrupción en la petrolera brasileña se "institucionalizó" entre 2003 y 2004 con el gobernante Partido de los Trabajadores (PT), que habría recibido unos 200 millones de dólares en dinero ilícito.

Barusco ratificó que los precios de "muchos" de los contratos de obras entre la petrolera y otras empresas eran inflados y que las diferencias se repartían entre directores de Petrobras y "agentes políticos" representados por el tesorero del PT, João Vaccari Neto.

"Había una reserva de comisión para el PT" y las empresas que participaban en la trama formaban un cártel que se repartía las obras, afirmó Barusco, quien calculó que el partido de la presidenta Dilma Rousseff y su antecesor, Luiz Inácio Lula da Silva, recibió entre "150 y 200 millones de dólares" de las corruptelas.

Apuntó que calcula esa suma sobre la base de las comisiones que él mismo obtuvo.

Palabras Clave

1
Comentarios