• Objetivo:
  • Empoderar mediante información y análisis a un millón de peruanos.
  • Viernes 21 de Julio 2017
  • Lima - Perú
MENÚ
OPINIONES < regresar

Aníbal Quiroga

“Lo que hizo San Martín es inadmisible en el mundo”

Por: Aníbal Quiroga

Lima-Perú, 17/05/2017 a las 11:05am. Por Aníbal Quiroga

Entrevista a Aníbal Quiroga, abogado constitucionalista
Por Karina Valencia
Correo, 14 de Mayo de 2017

Esta semana, Keiko Fujimori, lideresa de Fuerza Popular e hija del expresidente Alberto Fujimori, señaló que en los próximos días presentará un hábeas corpus con el fin de buscar la liberación de su padre. En esta entrevista, el constitucionalista Aníbal Quiroga explica el proceso y las opciones que tiene la familia Fujimori.

¿Cuál es el camino que seguirá el pedido de hábeas corpus de Alberto Fujimori? El hábeas corpus es una garantía constitucional de carácter excepcional que protege tres derechos nucleares, como la vida, la integridad física y la libertad corporal. En este caso, puede servir para revisar un proceso penal en el que una persona ha sido privada de su libertad. El expresidente Fujimori tiene una condena de 25 años de prisión por los delitos de asesinato, lesiones graves y secuestro agravado, que han sido, además, sobrecalificados como delitos contra la humanidad. Este proceso penal podría ser materia de revisión en todo o parte por el hábeas corpus. No sabemos qué dirá la demanda, podría ser que esta se limite a pedir un nuevo juicio oral y, por tanto, una nueva sentencia ante otro fiscal; o puede solicitar la nulidad de todo el juicio y pedir la inmediata liberación del expresidente.

¿Cuáles son los argumentos que podrían utilizarse en este nuevo recurso? Los argumentos son válidos. En primer lugar, que Chile no autorizó la extradición por delitos de lesa humanidad. Segundo, que el delito de lesa humanidad no está previsto en el Código Penal en este momento. Tercero, que la acusación del fiscal, quien es el titular de la acción penal, no contenía los delitos de lesa humanidad y, por lo tanto, sobre eso no hubo debate ni defensa por parte del acusado. Cuarto, los correos electrónicos cruzados entre el presidente del tribunal que lo condenó (César San Martín) y unos colegas españoles, que datan de más de un año antes del juicio y en los que se observa que estaban tratando de construir la teoría de la condena sin haber escuchado al acusado, con lo cual se viola la imparcialidad del asunto.

¿Pero estos hechos no fueron vistos ya por el TC? Hubo un hábeas corpus que llegó al Tribunal Constitucional, donde el voto de la mayoría dijo que la sentencia estaba bien puesta, pero el voto del doctor (Jose Luis) Sardón indicaba que el proceso había sido indebido y que la sentencia era nula, y transcribió los correos entre San Martín y los abogados de España para demostrar la imparcialidad del caso.

Con estos argumentos, ¿es posible plantear un escenario favorable para el expresidente? Es difícil pensar que va a haber un escenario favorable o que los magistrados vayan a cambiar de opinión. El hábeas corpus es excepcional por lo que el pronóstico es reservado. Siempre es posible reabrir el debate de un proceso que ha dado como consecuencia una condena. Es un escenario muy difícil, pero no es imposible.

De tener un resultado positivo, ¿qué seguiría? Primero se presenta la demanda, después es admitida y, luego, tramitada. El juez penal en primera instancia debe sentenciar y de allí se iría en apelación a la Corte Superior. Si la sentencia de la Corte es favorable a la demanda, se acaba el proceso y tendrían que liberar a Alberto Fujimori. Pero si esta es desfavorable, hay un recurso para acudir ante el Tribunal Constitucional, el cual tendría que definir en última instancia si este pedido procede o no.

El presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, indicó que la resolución de este recurso dura seis meses, ¿es correcto? Sí, porque el hábeas corpus es el proceso más rápido que existe en el sistema. No tiene día ni hora inhábil, y el Código Procesal Penal le pone plazos cortos. Un aproximado hasta la Corte Suprema es de seis meses y si va al Tribunal Constitucional, de dos a tres meses más. En total, unos 9 o 10 meses para que el asunto esté totalmente definido.

Llama la atención la insistencia en este recurso -que no ha tenido resultados positivos antes- y que no se opte por una solicitud formal del indulto... Sucede que la sentencia es un candado. A esta, de manera abusiva, le ponen el cintillo de “lesa humanidad” y con eso, según lo expuesto por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, lo hace inelegible para el indulto de amnistía. De alguna manera, la sentencia, siendo válida y estando vigente, tiene una herida de legitimidad. La actuación del magistrado San Martín no fue la más correcta por agregarle el tema de lesa humanidad y por consultar cómo lo podía condenar antes de que el juicio se diera. Eso es inadmisible en cualquier parte del mundo.

Entonces, ¿qué pedido cree que será tomado en cuenta en el hábeas corpus que presentará Keiko Fujimori? El pedido no se sabe cuál sería, si la nulidad de todo el proceso o solamente la nulidad de la sentencia. El pronóstico es muy reservado, pero qué puede pasar por la cabeza de los demandantes es algo que hay que preguntárselos a ellos. Lo único que sé es que una persona puede presentar uno, dos o varios hábeas corpus porque el sistema está hecho de esa manera. Si el tema es solo la sentencia, entonces la Corte podría decir que lo vuelvan a juzgar excluyendo la calificación de lesa humanidad. Podría ser una de las demandas, pero recién lo sabremos la próxima semana.

Palabras Clave

Ver más artículos
Comentarios