• Objetivo: Lograr que los peruanos optemos por una Sociedad de Libre Mercado​
  • Lunes 11 de Diciembre 2017
  • Lima - Perú
MENÚ
INFONOMICS < regresar

Productividad Total de Factores

El concepto de productividad refiere a la eficiencia productiva con que es utilizada una unidad de factor o insumo, implica por tanto un cociente entre lo producido y lo insumido. Si una empresa produce solo un bien y utiliza un único insumo durante cada periodo, resulta sencillo definir el cambio de la productividad entre 2 periodos. Siendo yt, xt las cantidades de producto e insumo, respectivamente, la productividad es yt/xt.

Cuando se considera el caso de una empresa que utiliza más de un insumo, se pueden definir dos tipos de índices de productividad: los índices de productividad parcial de cada factor utilizado en la producción y el índice de productividad total de factores (PTF) o productividad multifactorial. Los primeros son un simple promedio del producto sobre la cantidad utilizada del factor mientras que la PTF es el producto por “unidad” de insumo agregado. Así, pues, un incremento en la productividad, hará que se eleve la producción debido a un uso más eficiente de los recursos.

Extraído del informe de CEPAL, “Productividad total de factores: Revisión metodológica y una aplicación al sector manufacturero uruguayo”.

El Fiscal Cliff

El Fiscal Cliff es la expiración simultánea de las ventajas fiscales y la introducción de aumentos de impuestos y recortes de gastos a finales del presente año, en favor de la reducción de los altos niveles de endeudamiento y déficit fiscal que amenazan la recuperación económica de EE.UU. Desde el año pasado, demócratas y republicanos discutieron sobre la manera de reducir los niveles máximos de endeudamiento. Existen tres posibles resultados del debate en el Congreso:

El primer resultado es la falta de acuerdo entre los congresistas, lo que significaría la ejecución del aumento de impuestos, la reducción del gasto y la eliminación de facilidades fiscales. Esta aplicación automática podría generar recesión en la economía norteamericana.

El segundo resultado es que el congreso logre un acuerdo conjunto del congelamiento de las reformas fiscales, lo que significaría un crecimiento esperado favorable en el corto plazo. Sin embargo, en el largo plazo la deuda seguiría en aumento y el déficit sería más difícil de reducir. El tercer resultado sería un híbrido entre los dos resultados anteriores y, consistiría en la extensión de algunas medidas. Con ello se lograría disminuir el déficit fiscal sin tener un impacto tan negativo sobre el crecimiento económico de corto plazo. Sin embargo, esta solución requiere un alto nivel de consenso en el Congreso que a inicios del año no se logró alcanzar.

Beneficios tributarios

Los beneficios tributarios están constituidos por aquellas exoneraciones, deducciones y tratamientos tributarios especiales que implican una reducción en las obligaciones tributarias para ciertos contribuyentes. Estas herramientas significan una reducción en los recaudos del Estado. Sin embargo, su aplicación está vinculada a ciertos objetivos como el desarrollo de algunas regiones, la promoción de algunos sectores económicos, la generación de empleo y el fomento de la inversión extranjera y nacional. En teoría, los beneficios tributarios constituyen incentivos, otorgados por el Estado con la finalidad de ayudar a conseguir objetivos económicos y sociales que incrementen el crecimiento y el desarrollo del país.

No obstante, cabe mencionar que la aplicación de estos beneficios disminuye la eficiencia recaudatoria, aumenta los costos de recaudación y, de no ser aplicadas correctamente, pueden reducir la equidad y transparencia del sistema tributario. A pesar de sus efectos negativos para el fisco, en un gran número de países se aplica este tipo de herramientas. En el Perú, la región amazónica es la que cuenta con el mayor numero de beneficios tributarios; en 1998 el Estado promulgó la Ley de la Inversión en la Amazonia en la cual se otorga un conjunto de beneficios tributarios con el objetivo de mejorar los indicadores de bienestar de esta región. Lo que no se debe perder de vista es el carácter temporal que debería tener este tipo de mecanismos, de modo que una continua renovación de estos, como ocurre en el Perú, termina siendo perjudicial para la economía.

Flujos de capital

Como efecto de la globalización, las personas y empresas tienen la posibilidad de invertir su dinero en prácticamente cualquier lugar del mundo. En tal sentido, se conoce como flujos de capital a la cantidad de dinero invertido en un país por individuos o empresas extranjeras. Los países pueden presentar un flujo de capital positivo o negativo. Un balance positivo implica que la cantidad de inversiones realizadas en un país por extranjeros supera la cantidad de inversiones realizadas por nacionales en otros países. Del mismo modo, un balance negativo significa que el dinero invertido en otros países por agentes nacionales supera la cantidad de inversiones realizadas por extranjeros en el país local. Generalmente, la cantidad de inversiones extranjeras que se dirigen hacia un país guarda relación con las garantías que éste ofrezca a los inversionistas y del comportamiento de sus principales indicadores macroeconómicos.

Con respecto a la composición y a los principales sectores que participan como inversionistas, en los setenta las inversiones las realizaba principalmente del sector público y consistían fundamentalmente en financiamiento bancario; a partir de los noventa, el sector privado empieza incrementar su participación realizando inversiones directas en diversos sectores e inversiones en activos financieros.

Deuda externa pública

El déficit fiscal del gobierno, definido como mayores gastos (Gasto Público) en relación a los ingresos (Impuestos), tiene tres posibles soluciones: Incrementar los impuestos, reducir el gasto o financiar dicha diferencia. Entre las posibilidades de financiamiento se encuentran los préstamos y la emisión de bonos. Los préstamos son obligaciones de pago futuro que adquiere el gobierno con Organismos Internacionales, como el Banco Mundial (BM), Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Club de París, países desarrollados o con agentes económicos nacionales, principalmente bancos comerciales.

Los bonos son instrumentos financieros que permiten obtener el capital necesario con el compromiso del pago del capital y sus intereses (llamados dividendos) a una fecha de vencimiento establecida. La diferencia sustancial entre ambas modalidades de financiamiento radica en que el primero, las condiciones del préstamo —tasa de interés y garantías necesarias, principalmente— son establecidas por los prestamistas, mientras que en el segundo se determina por las condiciones del mercado. Históricamente, en el Perú, la principal fuente de financiamiento del déficit fiscal entre las décadas de los 70s y 80s fueron los préstamos con entidades internacionales; mientras que a partir de la segunda mitad de los 90s la emisión de los bonos empezó a ser el instrumento más usual debido al desarrollo del mercado de capitales y la estabilización y posterior auge de la economía nacional.

Finalmente, según el origen del prestamista, la deuda de gobierno se puede clasificar en externa (monedas extranjeras, principalmente) e interna (moneda nacional). La reducción de la primera se debe, fundamentalmente, al cambio de financiamiento de préstamos externos por emisiones de bonos internos.

Meta de Inflación del BCR

El Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) tiene como principal función regular la moneda y el crédito. Para ello, debe mantener la inflación dentro de una banda o rango meta que actualmente se ubica entre 1% y 3%. Con ello, el banco central brinda seguridad al país al tratar de dar estabilidad a los precios, reduciendo las expectativas inflacionarias. Sin embargo, en ocasiones, la inflación puede ser afectada por factores que escapan al control del BCRP, ocasionando que temporalmente los precios aumenten o disminuyan de tal manera que se ubiquen fuera de la banda establecida como meta. La credibilidad de la meta de inflación a mediano y largo plazo es un elemento esencial de la política monetaria, por lo que el BCR no puede permitir que la inflación se salga de la banda por periodos prolongados. Estas desviaciones de la inflación fuera de la banda meta no son penalizadas por ley.

A fin de mantener la inflación dentro del rango meta, el BCRP aplica medidas como la modificación del nivel de la tasa que sirve de referencia a los bancos en sus transacciones o mediante cambios en las tasas de encaje en moneda nacional o extranjera. Estas medidas permiten modificar la cantidad de recursos disponibles destinados a préstamos, impactando en la actividad económica y, por ende, en los precios.

Aportes a EsSalud

El aporte a Essalud es un pago que realizan los asegurados equivalentes al 9% de su remuneración mensual. Inicialmente, el empleador tiene la responsabilidad de registrar a sus trabajadores y pensionistas; una vez hecho esto, le corresponde pagar por concepto de “contribución a Essalud” el equivalente a 9% de la remuneración mensual de cada trabajador. Cabe resaltar que esta contribución no puede ser menor al 9% de la Remuneración Mínima Vital (RMV); es decir, el 9% de S/. 750. Si se da el caso de que el trabajador recibe una remuneración mensual inferior a la RMV, el empleador deberá realizar el aporte a Essalud sobre la RMV (S/.750). En los últimos años, se ha registrado un crecimiento progresivo de la cantidad de asegurados a un ritmo de 7% anual en promedio; esta población está conformada por los titulares (personas que pagan por adquirir el seguro) y los derechohabientes (terceros que se benefician del servicio).

Cabe resaltar que Essalud es financiado exclusivamente con los aportes realizados por los asegurados que se benefician de este servicio, no cuentan con ninguna clase de transferencia adicional por parte del Estado. La institución responsable del presupuesto anual de Essalud es el Fondo Nacional de Financiamiento de la Actividad Empresarial del Estado (FONAFE); la cual será la encargada de realizar los ajustes necesarios en casos de se registre un déficit presupuestario.

Sector Eléctrico

La electricidad es una fuente muy importante de energía para la mayoría de las actividades económicas. La demanda eléctrica tiende a crecer de manera proporcional al crecimiento de la población y de la economía. La disponibilidad e incluso la composición de la oferta eléctrica nacional forma parte de la agenda del Estado, el cual se encarga de brindar las concesiones de servicio público correspondientes a cada una de las tres actividades en las que se descompone la oferta de electricidad.

Primero, la generación eléctrica, la cual consiste en la transformación de alguna fuente energética en electricidad; segundo, la transmisión, o el transporte de electricidad mediante de líneas de transmisión desde donde se genera la electricidad hasta el punto en que se inicia su distribución; y por último, la distribución de electricidad que la lleva desde las líneas de transmisión hasta los usuarios individuales. La regulación del sistema eléctrico determina los incentivos para asegurar una oferta adecuada que pueda atender la demanda tanto de familias como de empresas. Los elementos principales de la regulación son la manera de determinar los precios a los demandantes, los costos de los productores y la forma en que se escogerá qué productores abastecerán la demanda, que fluctúa significativamente en cuestión de horas.

Cartera de Inversiones Mineras

La cartera estimada de inversión minera, actualizada al mes de mayo, esta valorizada en US$ 53,229. Esta cartera esta compuesta por 48 principales proyectos, en los que se incluyen proyectos de exploración y ampliación. Entre los países que invertirán más en estos proyectos se encuentran China, Estados Unidos y Canadá, con una participación en la cartera de inversión de 20.1%, 16.8% y 15.8% respectivamente. Asimismo, el mineral que concentra las inversiones dentro de la cartera es el cobre, con una participación de 68.0% del total de inversión. Posteriormente, se encuentran el hierro (12.7%) y el oro (11.5%). Los proyectos que están en la etapa de exploración constituyen el 48.9% de la cartera mientras que los de ampliación de operaciones representan el 16.2%.

En cuanto a la distribución regional de proyectos, la región que tiene mayor participación en la cartera estimada de proyectos mineros es Apurímac, cuyos principales proyectos son Las Bambas con una inversión de US$ 4,200 millones y Haquira con una inversión de US$ 2,800 millones. En segundo lugar, se encuentra Cajamarca, que tiene como principal proyecto a Minas Conga, que cuenta con una inversión de US$ 4,800 millones. Por su parte, Arequipa tiene una participación de 14.5% de la cartera. En esta última región resalta el proyecto Ampliación Cerro Verde con una inversión de US$ 3,573 millones.

Nuevo plan de estímulo fiscal

Motivación:

  • Contexto de crisis internacional.
  • Deterioro de principales mercados de destino de las exportaciones: en abril, las exportaciones peruanas sufren su mayor contracción en últimos 32 meses (-11.2%).
  • La contracción de flujos de capitales y la mayor percepción de riesgo pueden llevar a un mayor costo de financiamiento que disminuya el ritmo de crecimiento del PBI.
  • El superávit fiscal actual permite medidas transitorias de estímulo, sin apartarse del cumplimiento de las reglas macrofiscales y las metas trazadas para este año.

Objetivos: Mitigar los efectos de la crisis internacional en los sectores más vulnerables a la coyuntura externa, de modo de mantener y promover el dinamismo económico, mediante tres tipos de medidas:

  • Mantenimiento y dinamización del gasto público, sobretodo la inversión pública.
  • Políticas sociales y productivas.
  • Crédito suplementario para financiar los gastos asociados a las medidas.

El nuevo plan de estimulo fiscal asciende a S/. 2,072 millones. A nivel de gobierno nacional, dos tercios de los recursos (S/. 1,317 millones) son destinados a inversión pública y mantenimiento de infraestructura. Los restantes S/. 755 millones se dirigen a 13 gobiernos regionales para la ejecución de proyectos de inversión pública. Entre ellos, se encuentran:

  • El Ministerio de Vivienda deberá reorientar recursos a las zonas del VRAE desde proyectos que no se culminen en 2012.
  • El MTC deberá transferir S/.19 millones a ProInversión para la consultoría de los estudios de preinversión de la Línea 2 del Tren Eléctrico y recibirá S/. 300 millones para mantenimiento de la Red Vial Nacional y S/. 70 millones para cumplir con la expropiación de los inmuebles adyacentes al Aeropuerto Internacional Jorge Chávez.
  • El MIDIS deberá continuar y culminar la ejecución de mantenimiento vial y de infraestructura agrícola, ampliar la cobertura de Pensión 65 y el Programa Juntos, y garantizar la atención alimentaria del Pronaa. Deberá también destinar S/. 8.5 millones al INEI para elaborar el empadronamiento complementario de hogares en el país. Se le autoriza también a firmar un convenio con el Programa Mundial de Alimentos de la ONU por S/. 200 millones para garantizar la provisión de alimentos a los beneficiarios del Pronaa durante 2012.
  • Se podrán hacer contrataciones de ejecución de obras hasta el 31 de diciembre, para efectos de los proyectos de entidades estatales que no superen los S/ 15 millones y estén aprobado por el SNIP.
  • El Ministerio de Defensa podrá ejecutar S/. 60 millones adicionales, exonerándolo de las limitaciones de su presupuesto.
  • Al Instituto Nacional Penitenciario se le asigna S/. 34 millones. Y el Ministerio del Interior deberá hacer mantenimiento a las comisarías.