• Objetivo:
  • Empoderar mediante información y análisis a un millón de peruanos.
  • Martes 17 de Octubre 2017
  • Lima - Perú
MENÚ
Tecnología < regresar

Lima-Perú, 14/09/2017 a las 09:09am. por Lampadia

La humanidad evoluciona a través de la tecnología

El Impacto de la tecnología en un mundo de IA

El mundo está cambiando y cada vez dependemos más de la tecnología, que está avanzando a pasos agigantados. La tecnología, no sólo uno de los sectores de más rápido crecimiento, ha sido hasta ahora responsable de la creación de millones de empleos y de bienestar general, y es un importante factor de desarrollo.

Fuente: news.microsoft.com

Históricamente hemos sufrido miedos sobre los avances tecnológicos. Un ejemplo es el invento del automóvil, que permitió limpiar las ciudades de la contaminación producida por los desechos de los caballos. Mientras que este invento eliminó muchos tipos de empleos, trajo muchos beneficios y facilitó el transporte con eficiencia, confort y a mayor distancia. Además, creó cuantiosos nuevos trabajo en manufactura, estableciendo además el paradigma de la producción en serie. Así como la de Henry Ford, muchas innovaciones visionarias son disruptivas y crean discontinuidades inimaginables, como se explica en su dicho: “Si le hubiera preguntado a la gente qué querían, me habrían dicho que un caballo más rápido”. Ver en Lampadia: Seis megatendencias de gran impacto.

Sin embargo, todavía hay muchos (políticos, líderes y académicos) reacios a los cambios tecnológicos y a las inversiones que lo hacen posible. Se escudan en el temor a lo desconocido y en sus efectos disruptivos de corto plazo, que es el horizonte paradigmático en el que están atrapados.

La verdad es que la tecnología es el futuro. Como afirma The Economist en un artículo líneas abajo, “La IA eliminará algunas formas de trabajo digital (el software, por ejemplo, viene mejorando en la transcripción de audio). Sin embargo, la IA también creará demanda de otros tipos de trabajo digital. La tecnología puede utilizar una gran cantidad de poder de cálculo y matemáticas, pero también se basa en datos destilados por los seres humanos.”

Fuente: YouTube

Hasta ahora, la tecnología ha sido un gran generador de empleo. Por ejemplo en Estados Unidos, se espera que los trabajos relacionados a la tecnología informática crezcan en alrededor de 22% hasta el año 2020. En Australia, una nueva red de banda ancha súper rápida creará 25,000 puestos al año. En Estados Unidos, por cada puesto de trabajo en la industria de alta tecnología, se creancinco puestos adicionales en otros sectores. En 2015, el mercado mundial de tecnología crecerá un 8%, creando nuevos puestos de trabajo, mejores salarios y una creciente gama de servicios y productos.

Uno de los beneficios más importantes es la creación de nuevos servicios e industrias. Se han creado numerosos servicios públicos en línea través de los teléfonos móviles. La computación en nube es clave para la modernización. Las aplicaciones (Apps), son un ejemplo de una nueva industria. Solo las aplicaciones de Facebook crearon más de 182,000 puestos de trabajo el 2011, y el valor agregado de Facebook en la economía supera US$ 12 mil millones.

 

Lo principal en el mundo global moderno es la capacidad de innovar. En los países de la OCDE, más del 95% de las empresas tienen una presencia en línea. Las redes sociales se han consolidado como una poderosa herramienta comercial.

Es necesario fomentar este proceso creativo de sinergia de ideas y tecnología. Aprovechar al máximo las oportunidades que ofrece la tecnología es difícil y requiere de muchos cambios. La tecnología está creciendo de manera exponencial, pero el potencial sólo puede realizarse si los gobiernos capacitan a sus ciudadanos y los dotan de habilidades y recursos apropiados. El mundo debe utilizar la tecnología para lograr resolver retos cada vez más grandesLampadia

La inteligencia artificial creará nuevos trabajos

La nube humana

Los seres humanos proporcionarán servicios digitales que complementena la IA

Fuente: The Economist

The Economist
26 de agosto de 2017
Traducido y glosado por
Lampadia

 

Cuando los primeros libros impresos con ilustraciones comenzaron a aparecer en la década de 1470 en la ciudad alemana de Augsburgo, los talladores de madera se levantaron en protesta. Preocupados por su trabajo, literalmente detuvieron las imprentas. De hecho, sus habilidades resultaron estar en mayor demanda que antes: alguien tenía que ilustrar el creciente número de libros.

Desde entonces, los temores sobre el impacto de la tecnología en los empleos han aparecido periódicamente. La última explosión de ansiedad se ha dado con la llegada de la Inteligencia Artificial (AI). Sin embargo, una vez más, la tecnología está creando demanda de trabajo. Pora ejemplo, más y más personas están suministrando servicios digitales en línea a través de lo que a veces se denomina la "nube humana". Contraintuitivamente, muchos lo hacen en respuesta a la IA.

Según el Banco Mundial, más de 5 millones de personas ya ofrecentrabajar remotamente en plataformas en línea como Freelancer.com y UpWork. Los trabajos van desde el diseño de sitios web hasta la redacción de escritos legales y, por lo general, aportan al menos unos pocos dólares por hora. En 2016, estas firmas ganaron cerca de US $ 6,000 millones en ingresos, de acuerdo con Staffing Industry Analysts, un investigador de mercado. Aquellos que prefieren trabajar en proyectos más pequeños pueden usar sitios de "micro-trabajo" como Mechanical Turk, un servicio operado por Amazon. Alrededor de 500,000 "turkers" (usuarios de Mechanical Turk) realizan tareas como la transcripción de bits de audio, a menudo ganando solo unos pocos dólares por cada "tarea de inteligencia humana".

Muchas empresas de alta tecnología emplean, principalmente a través de empresas de outsourcing, miles de personas que controlan los servicios y la calidad de las empresas. Se dice que Google tiene un ejército de 10,000 "evaluadores" que, entre otras cosas, miran videos de YouTube o prueban nuevos servicios. Microsoft opera algo llamado un Sistema de Relevancia Humana Universal, que maneja millones de micro-tareas cada mes, como la comprobación de los resultados de sus algoritmos de búsqueda.

Es probable que estos números aumenten. Una razón es la creciente demanda de "moderación de contenido". Una nueva ley en Alemania exigirá que las redes sociales eliminen cualquier contenido que sea ilegal en el país, como la negación del Holocausto, dentro de las 24 horas o se enfrente a fuertes multas. Facebook ha anunciado que aumentará el número de sus moderadores en todo el mundo, de 4,500 a 7,500.

La IA eliminará algunas formas de trabajo digital (el software, por ejemplo, viene mejorando en la transcripción de audio). Sin embargo, la IA también creará demanda de otros tipos de trabajo digital. La tecnología puede utilizar una gran cantidad de poder de cálculo y matemáticas, pero también se basa en datos destilados por los seres humanos. Para que los autos autónomos reconozcan las señales de tráfico y los peatones, los algoritmos deben ser entrenados alimentándolos con un montón de videos que muestren este tipo de contenido. Las imágenes deben ser manualmente "etiquetadas", lo que significa que las señales de tráfico y los peatones tienen que ser marcados como tal. Este etiquetado ya mantiene a miles ocupados. Una vez que un algoritmo se pone a trabajar, los seres humanos deben comprobar si hace un buen trabajo y dar retroalimentación para mejorarlo.

Un servicio ofrecido por CrowdFlower, una startup de micro-tareas, es un ejemplo de lo que se llama "humano en el loop". Los trabajadores digitales clasifican las consultas de los consumidores por correo electrónico, por ejemplo, por contenido, sentimiento y otros criterios. Estos datos se alimentan a través de un algoritmo, que puede manejar la mayoría de las consultas. Pero las preguntas sin respuesta sencilla se vuelven a dirigir a través de los seres humanos.

Se podría esperar que los seres humanos terminen fuera del loop mientras mejoran los algoritmos. Pero es poco probable que esto suceda pronto, si es que alguna vez, dice Mary Gray, que trabaja para el brazo de investigación de Microsoft. Los algoritmos pueden llegar a ser lo suficientemente inteligentes como para manejar algunas tareas por su cuenta y aprender por sí mismos. Pero los consumidores y las empresas también esperan servicios cada vez más inteligentes: los asistentes digitales como Alexa de Amazon y Cortana de Microsoft tendrán que responder a preguntas más complejas. Los seres humanos seguirán siendo necesarios para entrenar algoritmos y manejar excepciones.

En consecuencia, Gray y Siddharth Suri, su colaboradora de Microsoft Research, ven servicios como UpWork y Mechanical Turk como los primeros signos de las cosas por venir. Esperan que gran parte del trabajo humano se divida en distintas tareas que pueden ser entregadas en línea y combinadas con las ofertas de IA. Una agencia de viajes, por ejemplo, podría utilizar IA para hacer frente a las tareas rutinarias (como reservar un vuelo), pero dejar las labores más complicadas como dirigir (una solicitud para crear un tour personalizado de la ciudad, por ejemplo) a los seres humanos.

Michael Bernstein y Melissa Valentine de la Universidad de Stanford ven aún más allá. Anticipan el surgimiento de "empresas" temporales cuyo personal es contratado en línea y configurado con la ayuda de la IA. Para probar esta idea, los investigadores desarrollaron un programa para reunir estas compañías virtuales para proyectos específicos, por ejemplo, reclutar trabajadores y asignarles tareas para diseñar una aplicación de smartphone para reportar las lesiones causadas por una ambulancia que se transporta rápidamente a un hospital.

Trabajar en tales "organizaciones flash" podría ser divertido. Pero muchos temen que la nube humana cree un proletariado digital global. Sarah Roberts de la Universidad de California, Los Ángeles, encontró que los moderadores de contenido a menudo sufren de agotamiento después de comprobar el contenido mediático social durante periodos prolongados. Mark Graham, de la Universidad de Oxford, concluye que las plataformas de trabajo en línea sí ofrecen nuevas fuentes de ingresos para muchos, especialmente en los países pobres, pero que estos servicios también reducen los salarios. Por lo tanto, los gobiernos deben tener cuidado al diseñar grandes programas de mano de obra digital, como lo ha hecho Kenia, con la esperanza de capacitar a más de un millón de personas para empleos en línea.

La tecnología rara vez es solamente una alegría o algo malo. La imprenta creó un nuevo trabajo para los grabadores de madera en Augsburgo, pero rápidamente descubrieron que se había vuelto mucho más repetitivo. En el futuro es probable que existan desventajas similaresLampadia

 

 

Palabras Clave

Artículos Relacionados

Comentarios