• Objetivo: Lograr que los peruanos optemos por una Sociedad de Libre Mercado​
  • Sábado 25 de Noviembre 2017
  • Lima - Perú
MENÚ
Infraestructuras < regresar

Lima-Perú, 07/11/2017 a las 09:11am. por Fernando Cillóniz

El caso de una mafia desvergonzada

La Mona Lisa se quedó sin sus “ojos de gato”

Fernando Cillóniz B.
Gobernador Regional de Ica
Ica, 3 de noviembre de 2017
Para Correo Ica y
Lampadia

No me refiero al retrato de La Gioconda – también conocida como La Mona Lisa – el famosísimo cuadro del genial Leonardo da Vinci. La Mona Lisa del presente artículo es – disculpen los cucufatos – el prostíbulo más renombrado de Ica. Ingresen a Google, digiten “prostíbulos de Ica”, y verán que estoy en lo cierto.

De no ser por las gigantografías que engalanan la fachada con imágenes alusivas al meretricio que se ejerce en los interiores, cualquiera diría que se trata de una planta de empaque de frutas y hortalizas. Una más… de las tantas empacadoras – modernísimas – que hay por todo Ica. Sin embargo, ese no es el caso. La elegante edificación ubicada en la Carretera Panamericana – a la altura de Subtanjalla, a mano derecha… yendo al sur – es un prostíbulo.

Hasta aquí… todo bien. El problema es que hace unos días – de buenas a primeras – la carretera se congestionó – justo – a la altura de La Mona Lisa. ¿Qué pasó? Seguramente, un accidente. Total… en Ica hay accidentes a cada rato.

Pero no. Esta vez la CARRETERA PANAMERICANA – aquella que se extiende desde Alaska hasta Chile, estaba congestionada porque “alguien” había puesto unos “ojos de gato” – a la altura de La Mona Lisa – que obligaban a los conductores a disminuir la velocidad – a prácticamente cero – para no destrozar el sistema de dirección de sus vehículos. ¿Qué tal?

¡Quién autorizó semejante aberración! El Gobierno Regional – me consta – no emitió ninguna autorización al respecto. ¿La Municipalidad de Subtanjalla? Negativo. ¿La Policía? Negativo. ¿Provías? Tampoco. En resumen… “nadie” autorizó poner los “ojos de gato” para que los parroquianos puedan entrar y salir de La Mona Lisa con total confort y seguridad.

Bueno pues… ante tal atropello la Dirección Regional de Transportes, con su Directora a la cabeza, tomó cartas en el asunto y removió – barreta en mano – los “ojos de gato”. La justificación era evidente… la tremenda congestión que se estaba generando en la carretera, y – consecuentemente – la indignación y malestar de los conductores de vehículos y pasajeros que – forzosamente – tenían que pasar por el lugar para llegar a sus destinos.

Pues bien – una vez más… como tantas veces en casos similares de alteración del orden público – como Gobierno Regional hubiéramos esperado un mayor respaldo de la Policía, Fiscalía y demás instituciones tutelares del Estado. Por una razón u otra, siempre tenemos que intervenir en solitario. En este caso, el retiro de los dispositivos en cuestión lo hicieron nuestros funcionarios… sin ningún respaldo policial o fiscal. A diferencia de la Alcaldesa de Subtanjalla quien sí nos respaldó con firmeza y convicción.

Lamentablemente, hay mucho temor – de parte de algunos policías y fiscales pusilánimes – a ciertas reacciones de la ciudadanía. Por ejemplo… a los proxenetas de La Mona Lisa. ¿Estarán coludidos los cafichos con malos elementos de Provías y la Policía? No sabemos. Se tienen imágenes de un camión con gente vestida con indumentaria de trabajo, colocando los “ojos de gato” en plena carretera. El problema es que – luego de las verificaciones del caso – la placa del vehículo resultó clonada. Así que podría tratarse de trabajadores bamba... también.

En fin… así es el día a día en el Gobierno Regional de Ica. En ese sentido puedo dar fe de la debilidad – o permisividad – del “Sistema Estatal” ante delitos flagrantes como el de los “ojos de gato” frente a La Mona Lisa. Las instituciones públicas – en términos generales – no nos respaldamos unas a otras. Inclusive… apuesto doble contra sencillo que pronto llegarán las denuncias contra el Gobierno Regional por Abuso de Autoridad y/o Usurpación de Funciones.

Pero bueno… para eso estamos. Para imponer la autoridad como corresponde. Por ello – precisamente – La Mona Lisa se quedó sin sus “ojos de gato”. Gracias Directora Regional de Transportes y su equipo. Medio Perú los aplaude. Lampadia

Palabras Clave

Artículos Relacionados

Comentarios